Público
Público

"Si no hay nada en la caja encontraré a mi hermana"

María José Picó exhumará el martes el ataud de su hermana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La familia Picó Robles saldrá el martes de una duda que les inquieta desde hace cinco décadas. La Fiscalía de Menores de Alicante ha ordenado la exhumación de la caja que se supone guarda los restos de la hermana melliza de María José Picó (Alicante, 1962) para comprobar si fue robada por el personal del Hospital General de Alicante. 'Aunque parezca difícil, si no hay nada en la caja, encontraré a mi hermana como sea', se prepara María José.

Su madre, Francisca Robles , fue enviada al Hospital de Alicante (antiguo 20 de Noviembre) desde la clínica privada de Elche donde había acudido durante el embarazo. 'Había tenido un hijo antes en esa clínica y lo tendría después pero en este caso le dijeron que no había sitio', explica María José. Nada más nacer, Francisca fue separada de sus hijas a las que no pudo ver hasta cinco días después. Dos días después del parto, una enfermera le dio la trágica noticia. 'Le dijo que había muerto heladita de frío', narra María José.

Los supuestos restos están localizados en la fosa común a dos palmos del suelo

A la mañana siguiente del fallecimiento de la niña, el padre acudió al hospital. Un empleado del centro le instó a comprar una caja en cualquier tienda cercana al hospital para guardar los restos de la niña. El padre, apresurado por la hora del cierre del cementerio, llevó una caja de madera al centro donde el personal, sin que él pudiera verlo, guardó los restos de la niña y precintó la caja. El padre de María José recibió los restos y se fue directamente al cementerio donde fue enterrada en la fosa común.

'Siempre se quedó con la duda porque no pudo ver lo que había dentro', añade María José. El documento del enterramiento detalla el lugar exacto donde reposan los supuestos restos. Al ser dada de alta, Francisca acudió con su marido al cementerio donde la caja había sido enterrada apenas a dos palmos de la superficie.

'Dijeron a mi madre que había muerto heladita de frío', recuerda

María José dispone del nombre del médico de Elche que obligó a su madre a desplazarse a Alicante porque supuestamente la clínica prevista para el parto estaba completa. 'De momento, no le he incluido en la denuncia porque aunque ya murió, tiene familia y hasta que no confirme que no hay nada en la caja no quiero implicarles', reflexiona María José.

La única documentación que prueba que la hermana melliza de María José vivió es el permiso de enterramiento. El servicio de documentación del Hospital General de Alicante asegura que las historias clínicas se perdieron a causa de una riada en la ciudad. La misma explicación que han recibido otros afectados. María José Picó espera que la Fiscalía continúe con la investigación después de la exhumación.