Público
Público

No hay noticias de Sonia y María Piedad

Las familias de mujeres desaparecidas, contra su olvido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Llevó unas sandalias al zapatero y siguió haciendo recados por el centro de Pontevedra. El pasado 18 de agosto nadie echó de menos a Sonia Iglesias hasta pasada la una de la tarde, hora a la que empezaba su turno como dependienta en una tienda de ropa de la ciudad. Fue entonces cuando, alarmadas por la tardanza y al ver que no respondía a las reiteradas llamadas de teléfono, sus compañeras de trabajo se pusieron en contacto con Julio, la persona con la que convivía, pero de quien al parecer se encontraba en trámites de separación.

El chico sólo acertó a decir entonces que horas antes habían estado juntos tomando un café en un bar, tras lo que cada uno volvió a sus ocupaciones; él pasó por casa antes de abrir la tienda de muebles en la que trabaja, mientras que ella se encaminó a hacer unas gestiones que tenía pendientes. Hace cuatro meses de eso y nadie ha vuelto a ver a Sonia.

El DNI de Sonia, olvidado en un cajero, es una pista de su desaparición

La familia de la desaparecida ha descartado en todo momento que la mujer, de 37 años, se marchase de forma voluntaria. 'Sabemos que nunca haría sufrir de esa manera a su hijo', repiten sus allegados. Aferrados a esa idea, los padres y hermanos de Sonia organizaron durante semanas manifestaciones periódicas por las calles de Pontevedra y realizaron batidas por ríos y montes de la provincia, en cuyas labores participaron centenares de voluntarios. Todos los esfuerzos han resultado infructuosos hasta el momento. El DNI de Sonia, olvidado en una sucursal bancaria días antes de su desaparición, y el hallazgo, en un poblado chabolista de la ciudad, de la cartera de la joven, con parte de su documentación, constituyen las únicas pistas con las que los investigadores cuentan a día de hoy. Nada concluyente. Por si fuera poco, el mes pasado, Julio, el novio, presentó una denuncia contra su suegra por supuestas injurias y calumnias. Está basada en supuestas insinuaciones que lo relacionan con la desaparición de la que era su pareja.

Ahora, cuando se cumplen cuatro meses sin noticias de Sonia Iglesias, la familia ha vuelto a salir a la calle para que el caso no caiga en el olvido; reclaman que continúen las pesquisas que les permita saber qué ocurrió aquella mañana de miércoles, cuando Sonia fue al zapatero con unas sandalias que quedó en recoger el sábado.

La ex pareja de María se ahorcó cinco días después de iniciarse el rastro

La misma suerte está teniendo la búsqueda de María Piedad, de 26 años, vecina de Boadilla del Monte (Madrid) desaparecida el pasado domingo 12 de diciembre después de una cena de empresa. La joven, que vivía con su madre y sus dos hijos de 9 años y 8 meses, se fue de la fiesta con su ex pareja, el padre de su segundo hijo, que trabaja con ella en el mismo supermercado. No se sabe nada más de su paradero.

Su ex pareja se ahorcó cindo días después de la desaparición de María complicando más su búsqueda. La Guardia Civil, junto con la colaboración de los vecinos de Boadilla, realizó más de dos semanas de rastreo infructuoso.

Desde que comenzó el año han muerto víctimas de la violencia machista 71 mujeres en España.

Teléfono de atención para los malos tratos: 016 (no deja rastro en la factura telefónica)