Público
Público

‘No sé lo que pasó, iba muy borracho y punto’

El agresor del tren, conocido como el "locandis" en su pueblo, se mostró arrepentido ante los medios de comunicación pero no pudo reprimir su actitud amenazadora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El locandis, así llaman en Santa Coloma de Cervelló al joven que agredió a la chica ecuatoriana de 16 años el 7 de octubre en un vagón de los Ferrocarriles de la Generalitat.

El agresor del tren es conocido entre los vecinos por su personalidad desequilibrada y violenta, 'Está loco, todo lo hace es por llamar la atención', cuenta una vecina.

Desde que fue dejado en libertad provisional, Sergi Xavier M. M. estaba refugiado en su casa, pero habló con los medios de comunicación ayer por la mañana. Fue reacio en atender a los periodistas pero cuando lo hizo intentó justificar la agresión. Ante la pregunta de si está arrepentido la respuesta fue clara: 'Pues claro que me arrepiento, iba borracho perdido y ya está. Ni racismo ni nada, porqué racista no soy', explicó a los periodistas. Pero, Sergi Xavier M. M. no pudo reprimir una actitud amenazadora 'Basta ya, o te rompo la cámara' dijo a los compañeros de la Sexta Noticias.

La actitud chulesca que mostró ante los periodistas fue la misma que registraron las cámaras de los Ferrocarriles de la Generalitat cuando cometió la agresión. Mientras, el joven mantenía una conversación por el móvil, comentarios del tipo 'matar al moro' o 'ya tengo demasiados antecedentes' llamaron la atención de la víctima. Según se observa en el vídeo, Sergi Xavier no dejó de hablar por el móvil cuando empezó a golpear e insultar a la menor de edad. Llego incluso a patearle la cara.

Sergi Xavier M. M, vive en la Colònia Güell en casa de su abuela de 80 años, su madre lo abandonó de pequeño y su padre nunca se ha ocupado de él. Ante las cámaras de la Sexta Noticias la abuela defendió a su nieto 'es un buen chico, nunca había echo nada igual. Cuando hay que reñirlo lo riño'.

Muchos de los que viven en la Colònia Güell han comentado que los incidentes pueden no terminar aquí. Los vecinos temen que el colectivo de sudamericanos tomen represalias. Aunque desde el consistorio valoran como caso aislado lo sucedido, y la responsable de juventud dice que no hay guetos ni problemas con los jóvenes de Santa Coloma de Cervelló.

Pendiente de juicio

Sergi Xavier está imputado por un delito de agresiones con agravante por racismo, además de tocamientos y trato vejatorio. Hasta que llegue el juicio se debe presentar cada quince días ante el juez.

Según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, el fiscal no asistió a la declaración del imputado y la familia de la menor agredida renunció a ser representada por un abogado, motivo por el que el juez no tuvo otra opción que dejarle en libertad.

El TSJC recuerda que en toda la causa judicial la menor está considerada víctima protegida. En este sentido un familiar de la menor afirmó que 'la niña está muy nerviosa' y recibe tratamiento psicológico, por lo que prefieren no atender a los medios de comunicación.