Público
Público

"No son equivalentes la auténtica familia y otras formas de convivencia afectiva y sexual"

El arzobispo de Valladolid ha mandado un mensaje navideño en el que destaca que la familia es la esperanza de Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, ha querido transmitir su buenos deseos católicos y, para ello, ha emitido hoy un mensaje de Navidad en el que ha destacado la importancia del papel de la familia en la sociedad, hasta el punto de definirla: 'es célula viva de la sociedad y esperanza de los pueblos de Europa'.

Sus palabras, recogidas bajo el título El Señor te bendiga, recuerdan que en este contexto navideño la Iglesia católica celebra la fiesta de la Sagrada Familia y la Jornada Mundial por la Paz e invita a los fieles a 'ser solidarios' y a 'combatir la pobreza deshumanizadora'.

'El progreso de una sociedad, de un pueblo y de una cultura en gran medida depende de la familia', según el prelado, quien añade que 'no son equivalentes la auténtica familia y otras formas de convivencia afectiva y sexual de personas, sin reparar en el sexo o en la forma jurídica del matrimonio'.

Europa ya no sería Europa si esta célula básica de la construcción social desapareciera

Para el arzobispo, 'en las crisis laborales, sociales y económicas la familia es un baluarte importantísimo, que si quedara desguarnecida traería consecuencias muy graves también en la protección social dejándonos en la mayor intemperie'.

Agrega Blázquez que 'la sociedad debe hacer también constantes esfuerzos para armonizar el trabajo profesional y la vida de familia' y señala que 'la familia está en el centro donde convergen cuestiones éticas, culturales, sociales y laborales. Es un lugar muy sensible donde se puede auscultar la salud o el deterioro, la esperanza o la preocupación de la sociedad'.

También ha manifestado que los llamados modelos de familia 'no pueden ser alternativos de lo que es la familia sin más', y alude a unas palabras del papa Benedicto XVI quien afirmó que 'Europa ya no sería Europa si esta célula básica de la construcción social desapareciera o fuera sustancialmente transformada'.