Público
Público

"No tengo ya ninguna esperanza en que este PSOE vaya a regenerarse"

Entrevista a Cayo Lara, coordinador federal de IU. Este fin de semana está en Extremadura, donde está en juego su palabra, pero evita situarse en la tesitura de un Gobierno del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Recibe sentado, escudado en numerosas cuartillas que ha repartido escrupulosamente por la mesa de su despacho. Están escritas a mano –aunque en los últimos meses no se despega de su iPad–, con su buena caligrafía, y parecen su arsenal de guerra frente a las preguntas. Pero Cayo Lara (Ciudad Real, 1952) apenas las mira durante la entrevista. Se le siente cada vez más seguro, solvente y conciso.

Esta semana mascó el sabor del recuerdo de la pinza y la tensión imprevista en la paralización de undesahucio. Vivió la situación con 'tristeza'. 'Algunos de esos chavales queme increparon pensarán con el tiempo que no fueron justos conmigo'.

Aquel día le gritaron 'oportunista'. ¿IU busca desesperadamente la foto con los indignados?

No necesitamos ninguna foto con el 15-M, porque IU está en el movimiento desde el primer día y así seguirá, pero queremos que se respeten los derechos de los ciudadanos. No somos oportunistas. Otra cosa es que la gente no nos conozca.

Le decían: 'No nos representan'. ¿IU no es también clase política?

'No me gusta que la gente se vaya [en referencia a Inés Sabanés], pero nadie es imprescindible en IU'

IU es totalmente diferente a otras fuerzas. Yo no me siento clase política al uso porque no soy parte de esos políticos que han defraudado a la gente. Soy gente corriente, y llevo toda mi vida combatiendo las injusticias en la calle: el bipartidismo, el paro, los desahucios, la corrupción. Y como yo, muchísima gente en IU.

¿La violencia aislada que vimos esta semana puede desbaratar, chafar el espíritu del 15-M?

No, no lo van a chafar grupos minoritarios. Hay mucha cabeza, gente dispuesta a trabajar en serio por lo que plantea Democracia Real Ya, con iniciativas coincidentes a las de IU.

Prometieron reunirse con ellos...

No ha habido reunión. El movimiento asambleario está bien, pero...

¿... Le falta liderazgo?

No hablo de liderazgo. Ellos se tienen que terminar organizando. Respetamos sus decisiones y cuando haya alguien con quien sentarnos y quieran que nos sentemos, lo haremos.

¿Cuál es el gran poder del 15-M?

Que repolitice a la gente en positivo, que comprometa a la gente y que crezca el clima de solidaridad.

También en las últimas semanas se ven más incidentes con la Mo-narquía. ¿Ha cambiado algo?

Creo que estamos en el principio del fin de la Monarquía, que no está a la vuelta de la esquina, pero sí tengo la impresión de que avanza cada vez más el concepto republicano.

Vayamos a Extremadura. Al mar-gen de la decisión final, que sigue abierta, ¿ha fallado la gestión?

La decisión final de hoy determinará qué gestión se ha hecho en el federal y en Extremadura. No conviene adelantarnos. Lo importante es que nuestra gente logre que se cumpla lo que ha prometido a los extremeños.

¿Qué riesgos sufre IU si se le da el Gobierno al PP? ¿Destrozaría su discurso para las generales?

No valoro ese supuesto. La coherencia, firmeza, solidaridad y compañerismo de Extremadura predominarán frente a otro tipo de intereses.

'Unos pocos no van a chafar el 15-M, hay mucha cabeza dispuesta a trabajar en serio'

¿Habrá sanciones, expulsiones?

He sido enemigo siempre de expulsar a gente. Soy partidario del razonamiento hasta el último minuto. ¿Actuar? No lo querría ni pensar.

¿Su autoridad queda mermada?

Para nada. Cuando el coordinador federal defiende los acuerdos de los órganos federales no pierde autoridad. La estrategia de parar a la derecha y las políticas de derechas está más reafirmada que nunca. IU no se ha equivocado de discurso. Nos situamos en la crisis y los problemas de la gente. Lo que ha pasado es una ofensiva muy fuerte desde Ferraz [sede federal del PSOE] con lo de la pinza y no se ha resaltado lo importante: que los acuerdos federales de IU se han cumplido en un 83% de los casos.

¿El PSOE sigue maltratando a IU?

El PSOE se equivoca con estas actitudes. Violenta el pensamiento de su base social, que siente más cercanía con los planteamientos de IU que con los que de su dirección respecto a la salida de la crisis. ¿Maltratados? Creo que no están ayudando. Hay una diferencia: en el PSOE hay mucha gente que quiere acabar con IU desde hace muchos años, nos quiere fagocitar, y nosotros no hemos querido acabar con el PSOE nunca. Nos habría gustado que el PSOE hubiera hecho políticas a favor de los trabajadores, porque somos trabajadores.

¿No ha hecho IU una lectura com-placiente del 22-M? ¿Por qué IU no representa el cambio y sí el PP?

Porque mucha gente no conoce la propuesta. Es una parte fundamental. Además, en toda Europa ha pasado lo mismo: la socialdemocracia se ha venido abajo porque ha practicado políticas neoliberales, y provoca desafecto y xenofobia. Mucha gente hace esta ecuación: 'Voto PSOE = voto izquierda = estoy mal, parado. ¿Por qué no voto a la derecha para que me resuelva el problema?'. Eso es lo que no hemos sido capaces de romper, porque nos cuesta trasladar el mensaje.

¿Alfredo Pérez Rubalcaba puede ser un revulsivo en los comicios?

Es la cara menos mala del Gobierno, pero no supone ningún cambio.

¿El viaje a la izquierda del PSOE ya sólo es posible si está en la oposición y no en el Gobierno?

La única salida es el crecimiento de IU. Si crecemos, haríamos girar las políticas en este país. Si no, yo no tengo ninguna esperanza de que este PSOE vaya a hacer una regeneración. No hay posibilidad, salvo que lleguen a una gran conferencia.

¿Teme más a Mariano Rajoy por lo que calla o por lo que dice?

Espera tumbado, fumándose un puro, a que Zapatero se meta en la alcantarilla. Pero ha alimentado esas políticas de ajuste duro. Se le verá la patita cada vez más. De hecho, ya se ve: su política es la del PSOE con una vuelta de tuerca más.

Para las generales, ¿rechaza un frente amplio de izquierdas, co-mo le pide Gaspar Llamazares?

Nuestra alianza es con la sociedad. Las alianzas, para que sean sólidas, deben estar entrelazadas en la base social, y no podemos hacer un proceso que rompa las federaciones. Estamos en un momento de máxima cohesión, y es un cristal que no debemos permitir que se rompa.

¿Dará cabida a independientes?

Lo decidirán las federaciones. Las listas deben obedecer a un proyecto político, en el que estamos acertando, y a que los candidatos se ajusten a él. Si no, engañamos a la gente.

¿Distorsiona esa cohesión que los gasparistas (IU Abierta) hayan decidido convertise en partido?

No, para nada. Lo respeto. Otra cosa es que yo crea que no es el momento. Al ciudadano de a pie, al parado, ¿le importa si en IU se crea un partido más? Pasa olímpicamente. Quiere que estemos cohesionados, dando alternativas a sus problemas.

Inés Sabanés se marchó esta semana de IU a Equo. Adujo parálisis de la refundación. ¿Qué reflexión hace la dirección?

Tenía cargos no de lujo, pero sí con mucha proyección. Los dejó en enero. Conmigo no tuvo ningún conflicto. Ahora respeto absolutamente su decisión. Le agradezco el tiempo que ha dedicado a luchar por la gente. Pero no hemos reflexionado sobre ello en la dirección federal. ¿Apertura? Si hubiéramos retrocedido el 22-M, podría hablarse de eso. Pero IU gana confianza. No me gusta que la gente se vaya, pero nadie es imprescindible en IU.

¿Cómo mira IU a Equo, a Espacio Plural? ¿Están a su derecha?

Respeto pleno a Equo y lo que pueda surgir. No tengo opinión porque no conozco su propuesta. Preocupación, ninguna. Nuestra preocupación son los problemas de la gente. No nos despistemos.