Público
Público

La noche en que 'Viri' desafió a los caníbales

La larga soltería de Rajoy, que se casó con 41 años,  obedecería más bien a las inclinaciones de un hombre emocionalmente autosuficiente

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

Mariano Rajoy se casó con una edad. A los 41. En eso sí que se parece a aquellos rentistas de antaño que apuraban su juventud en farras y al llegar a la edad madura sentaban la cabeza. Pero se parece a ellos sólo en la tardanza en casarse. Rajoy nunca ha tenido necesidad de sentar la cabeza porque nació con la cabeza sentada. Su larga soltería obedecería más bien a las inclinaciones de un hombre emocionalmente autosuficiente, sin ninguna prisa para comprometerse en los engorros de fundar una familia, lo cual entraña un cierto egoísmo, sí, pero también es verdad que se trata de un egoísmo que no hace daño a nadie.

Rajoy se casó (sobra decirlo: por la Iglesia) poco después de ganar el PP en 1996, o sea que estrenó casi al mismo tiempo la condición de ministro y la condición de marido, y lo hizo con Elvira Fernández Balboa, en la intimidad llamada Viri, de familia también acomodada, pero no acomodada de toda la vida: su padre emigró a Venezuela y allí hizo el dinero suficiente para montar de vuelta a casa una empresa de construcción.

Viri es licenciada en Económicas y trabaja en Telefónica. La España vecindona y cotilla apenas supo de ella hasta la noche del 9 de marzo de 2008, cuando Rajoy perdió unas elecciones que pensaba ganar y Viri compareció inesperadamente junto a él en el balcón de Génova 13 con lágrimas en los ojos.

No era ninguna estrategia de imagen. Era sólo el abrazo estremecido de una mujer que quiso estar junto a su marido en una larga noche en la que no había que tener el oído muy fino para escuchar por las esquinas de Madrid los ladridos de los adversarios y las adversarias de Rajoy anunciando el banquete que pensaban darse con sus restos electorales. Luego resultó que el muerto no estaba tan muerto. Los caníbales se habían precipitado en sus cálculos.

Elvira Fernández, 'Viri' , la mujer de Rajoy, es licenciada en Económicas

La pareja tiene dos niños, Mariano y Juan, nacidos ambos en la Clínica Dexeus, que es un sitio donde suelen nacer muchos bebés importantes. Al matrimonio le agrada la vida familiar, pero los compromisos de Rajoy no la facilitan. Tal vez por eso, como cuentan María Jesús Güemes y Pablo A. Iglesias en su libro Si yo fuera presidente, 'las vacaciones para él son sagradas'. Para que luego digan algunos que Rajoy no es un hombre religioso.

Se sabe poco de la hermana y los dos hermanos de Rajoy, y está bien que así sea. De quien se sabe más es de un par de primos de Rajoy que saltaron a la fama. Uno de ellos, Raúl Brey, fue condenado por secuestro. El otro primo famoso se llama José Javier Brey, es catedrático de Física y, al contrario que al otro, quien lo lanzó a la fama fue el propio Rajoy, que imprudentemente lo citó como autoridad científica que ponía en duda el cambio climático. José Javier supo salir del apuro con discreción y buen sentido. Si a un primo lo carga el diablo y al otro lo carga el mismísimo Rajoy, el candidato del PP habrá llegado a la misma conclusión que casi todo el mundo en esta materia: que cada primo en su casa y Dios en la de todos.