Público
Público

Una Nochevieja europea y azul

Doce monumentos se 'vestirán' de azul y se llevarán a cabo numerosos actos para celebrar el inicio de la presidencia española de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una docena de edificios emblemáticos de toda la geografía española se vestirán de azul en la medianoche del 31 de diciembre para recibir la Presidencia española de la Unión Europea.

Desde A Coruña hasta Las Palmas de Gran Canaria, según el Gobierno, nueve ciudades se sumarán a la celebración del inicio del semestre español e iluminarán de azul -el color de Europa- algunos de sus más significativos monumentos y edificios.

A las doce en punto de la noche, justo cuando dé comienzo el año, el Acueducto de Segovia, el Arco de Trajano de Mérida, la Torre de Hércules de A Coruña o el Castillo de Belver de Palma de Mallorca cambiarán su iluminación tradicional por el 'azul UE'.

En Valencia serán las Torres de Quart las que darán la bienvenida al semestre europeo, mientras que en Barcelona lo hará la Torre Agbar, en Las Palmas de Gran Canaria el Auditorio Alfredo Kraus y en la capital gaditana el monumento a las Cortes de Cádiz.

Los organizadores de esta celebración han elegido cuatro edificios de Madrid para contribuir a esta iniciativa: la Puerta de Alcalá, el Palacio Real, el Teatro Real y la Torre Picasso.

Precisamente será este último edificio el que mantendrá la iluminación azul durante los seis meses del mandato español, mientras que la del resto de los monumentos seleccionados permanecerá unos días. Sobre la fachada de los edificios de Madrid se proyectará a medianoche el logotipo de la Presidencia.

Justo después de las doce campanadas de Nochevieja, el edificio que alberga el reloj que tradicionalmente marca el inicio del nuevo año, el de la Casa de Correos de la Puerta del Sol de Madrid, acogerá un montaje de luz y sonido con motivo también de la Presidencia de la UE.

De este modo, con la última campanada, la hornacina que contiene la bola situada sobre el reloj transformará la luz blanca en el azul de la bandera europea y el edificio de Correos se teñirá de ese color.

Completarán este 'homenaje' al semestre europeo un castillo de fuegos artificiales, si el tiempo no lo impide, y la proyección de la bandera de los países miembros y un edificio representativo de cada uno de ellos, junto a las estrellas de la bandera comunitaria.

También, y como final a este recibimiento del semestre, se proyectará alrededor de la Puerta del Sol una simulación de la caída del Muro de Berlín.

Y como broche de los actos, el 8 de enero los Reyes presidirán una gala en el Teatro Real de Madrid en la que dos figuras de la danza clásica y flamenca, Tamara Rojo y María Pagés, interpretarán un repertorio cargado de simbolismo que finalizarán bailando juntas por primera vez.