Público
Público

Noura vuelve a casa tras pasar 24 horas incomunicada

La marroquí repatriada tras denunciar por abusos a un policía cuenta su tortuoso viaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Veinticuatro horas. Ese es el tiempo que transcurrió desde que Noura Benrrabah salió del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Valencia hasta que pudo comunicarse con su familia, ya en Marruecos. Tras viajar en furgón desde Valencia hasta el aeropuerto madrileño de Barajas, para volar a Málaga y coger luego un barco entre Algeciras (Cádiz) y Ceuta, la joven marroquí llegó ayer al fin a su país y contactó con su familia.

Horas después de ser repatriada, Noura reconoció a Público que 'sólo tenía ganas de llegar'. 'Por fin se ha acabado este infierno, en las comisarías, en el CIE y con la policía', señaló la joven. Pero ya en Marruecos Noura no puede olvidar lo que sucedió en la comisaría de Orihuela (Alicante), donde supuestamente sufrió abusos sexuales por parte de un policía nacional. La chica denunció al agente pero, aun así, fue expulsada del país. En cualquier caso, el proceso judicial sigue su curso. 'Volveré a España para el juicio, quiero que se haga justicia', repetía ayer Noura al otro lado del teléfono. La joven también se quejó del trato recibido durante su traslado: 'Me hicieron sentir como una delincuente, me llevaban esposada. ¡Si yo no había hecho nada! Al contrario, me habían hecho a mí'.

Los abogados de Noura se mostraron indignados por desconocer su paradero durante todo un día. 'No entendemos por qué no se la devolvió directamente en avión a Marruecos y por qué no se le informó de que tenía derecho a hacer una llamada, lo que supone otra vulneración más de sus derechos', señaló ayer su letrado, José Jacobo Pérez, quien mostró su firme decisión de 'llevar el caso hasta el final'.

Por ese motivo, la defensa de Noura tramitará en estos días la solicitud de un visado extraordinario para que regrese a España a declarar contra el policía. La concesión de este visado cuenta con la aprobación de la Fiscalía, que en todo momento se opuso a la devolución de la joven a Marruecos. La familia de Noura también cuenta con el apoyo de la Embajada marroquí en España 'para que se haga justicia'.