Publicado: 09.02.2014 10:50 |Actualizado: 09.02.2014 10:50

Una nueva ciclogénesis explosiva mantiene hoy a 44 provincias en alerta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 44 provincias terminarán la semana en situación de riesgo (amarillo) o riesgo importante (naranja) por fenómenos costeros, viento, lluvias o nevadas, provocados por una nueva ciclogénesis explosiva que barrerá el noroeste y centro de la Península y Baleares. Sin embargo, desaparecen los avisos por riesgos extremos, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El avance de la ciclogénesis explosiva provocará el estado de alerta en 38 provincias situadas en la mitad occidental del territorio, detectándose un riesgo importante en Cádiz, Huelva y Navarra. Así, el viento soplará del sur o suroeste y de moderado a fuerte, con rachas muy fuertes en gran parte de la Península y Baleares, aumentando al final del día en el litoral de Galicia a muy fuerte del noroeste.

La alerta por lluvias localmente fuertes o persistentes afectará este domingo a diez provincias del cuadrante suroccidental peninsular mientras toda la costa atlántica permanecerá en alerta naranja (riesgo importante) por un oleaje que también mantendrá en alerta amarilla a cinco provincias del litoral mediterráneo. Las precipitaciones pueden ser localmente fuertes en cuadrante suroeste, el extremo noroeste y el oeste de Galicia, donde podrían registrarse tormentas.

La nubosidad y las precipitaciones se irán extendiendo al resto de la Península y Baleares, aunque caerán de forma más débil hacia el norte y este del territorio, siendo muy poco probables en el litoral mediterráneo. En Canarias se esperan intervalos nubosos en el norte, mientras que en el sur se apreciarán algunas nubes aisladas.

El riesgo de nieve mantendrá en alerta amarilla a quince provincias del norte y centro peninsular. Entre ellas se encuentran Madrid, La Rioja, y otras pertenecientes a los pirineos catalán y aragonés y a ambas castillas. La cota de nieve se situará al principio del día entre los 700 y los 1000 metros en la mitad norte, subiendo luego hasta los 1.100 y 1.500 metros. En el resto será superior a los 1.300 metros y podría alcanzar los 1.800.

En relación a las temperaturas, los termómetros bajarán en la mitad norte durante el día y en el nordeste por la noche, mientras que en el área mediterránea se espera un descenso ligero o moderado a lo largo del día. En el resto del territorio peninsular no se esperan cambios significativos.