Público
Público

Nuevas pruebas avalan que la 'Gürtel' llevó la campaña del PP andaluz en 2004

La facturación de Rialgreen y la declaración de un publicista dejan en evidencia la versión del partido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Todas las facturas de las campañas políticas iban contra Rialgreen ya que esta era la empresa que firmó el contrato con el PP'. Es la respuesta que le da J. L. Rois, uno de los creativos publicitarios que trabajaron para los conservadores en la campaña de las autonómicas andaluzas de 2004, a la Policía, que le pregunta quién le indicaba a qué sociedad debía facturar sus trabajos. El PP andaluz ha sostenido y sostiene todavía que no contrató con Rialgreen los servicios publicitarios de aquella campaña, sino que lo hizo con la multinacional McCann Erickson. Sin embargo, esta declaración de Rois, junto a varias facturas aportadas al sumario del caso por el propio Rois y por la propia McCann, todas ellas dirigidas a Rialgreen, cuestionan las tesis del PP andaluz.

La Policía afirma en sus informes que fue el PP nacional quien contrató a Rialgreen, empresa administrada por Pablo Crespo, lugarteniente del jefe de la trama Gürtel, para los 'servicios publicitarios' en la campaña de Teófila Martínez de 2004, pese a que su objeto social era la 'explotación de fincas' y que esta a su vez subcontrató a McCann.

Un creativo de la campaña de 2004 relata cómo le subcontrató Correa

Fuentes oficiales del PP de Andalucía consultadas ayer insistieron de nuevo en que el partido contrató con McCann y nunca con Rialgreen. Este diario ha reclamado al PP en reiteradas ocasiones, incluidas dos ruedas de prensa, el contrato del PP de Andalucía con McCann y hasta ahora no lo ha obtenido. La respuesta ha sido siempre la misma: 'Toda la documentación fue remitida a la Cámara de Cuentas de Andalucía y al Tribunal de Cuentas. Las cuentas están perfectamente auditadas'.

Tanto Rois, administrador de la compañía Asian Deluxe Group, como McCann, llevaron para el PP, subcontratadas por Rialgreen, además de las andaluzas, las campañas de las autonómicas de 2003 y las generales de 2004, cuando el candidato fue Mariano Rajoy. La Brigada de Blanqueo de Capitales cree que 'los fondos públicos recibidos para la financiación electoral y que se destinan a pagar actos electorales revierten a los responsables políticos del PP encargados del control de los ingresos y gastos, distrayendo estos recursos de forma indirecta para su lucro personal'.

La Policía afirma que recibieron presuntamente los pagos los exdirigentes del PP Luis Bárcenas, Jesús Merino, Jesús Sepúlveda y Gerardo Galeote, además del misterioso PAC, un hombre con 'gran influencia' sobre importantes dirigentes del PP y no identificado por el momento.

'Era evidente que no conocían el mercado publicitario', afirma

Rois relata a la Policía cómo se fraguó su contratación y la de McCann por parte de Rialgreen. Fue en un encuentro con Correa y Crespo en el Hotel Fénix de Madrid. 'Ellos comentaron que tenían una compañía que se encargaba de hacer prácticamente todos los actos del PP en el territorio nacional y que estaban muy bien conectados. Su principal argumento fue que si la empresa de los actos iba de la mano de un creativo importante, teníamos posibilidades de ganar el concurso'. 'Era evidente remata Rois que ellos no tenían mucho conocimiento del mercado publicitario, así que me ofrecí a contactar con el presidente de McCann en Madrid, Félix Vicente, y ofrecerle [un negocio conjunto]. El presidente de McCann, Correa, Crespo y yo mismo nos reunimos para acordar [su] funcionamiento'. Rois adjunta un contrato sin firma entre Rialgreen y el PP que Crespo le envió a él y a McCann para que le dieran 'el ok'. Añade Rois: 'Por las cantidades que figuran, creo que se refiere a la campaña para el PP de Andalucía, pero no estoy seguro'.

El apoderado de McCann, en un escrito al TSJ de Madrid, afirma que 'colaboró con Rialgreen en las campañas del PP para las autonómicas de 2003 y generales y autonómicas de 2004'. Y añade: 'Los trabajos se documentaron en 29 facturas, (...) que son los únicos documentos que obran en los archivos de McCann sobre la citada colaboración'. Ni rastro del supuesto contrato con el PP andaluz.

Facturas a Rialgreen por importe de un millón de euros

Las facturas aportadas por J. L. Rois, administrador de Asian Deluxe Group, y por McCann Erickson suman en total algo más de un millón de euros. Todas están pagadas por Rialgreen, empresa de la ‘trama Gürtel', y se refieren a las campañas de las autonómicas de 2003 y de las generales y andaluzas de 2004. Ello prueba que fue Rialgreen quien subcontrató a McCann y no al revés, como sostuvo el PP andaluz. 

'Mi interlocutor fue el señor Crespo'

'Todas las facturas de las campañas políticas iban contra Rialgreen ya que esta era la empresa que firmó el contrato con el PP. Mi interlocutor fue principalmente el señor Crespo'. Son palabras de la declaración policial de J. L. Rois, creativo que participó en las campañas, y cuestionan la versión del PP andaluz, que sostiene que ellos contrataron a McCann. Sin embargo, las facturas de McCann no las pagó el PP, sino la trama. 

La ‘trama Gürtel' se repartió unos ‘dividendos' de 159.603 euros tras la campaña de las autonómicas en Andalucía de 2004, según refleja un documento interno llamado ‘Distribución beneficio Rialgreen'. Teófila Martínez fue la cabeza de cartel en aquellas elecciones y Ricardo Tarno uno de los puntales de la campaña. Su nombre aparece en la agenda de Crespo bajo el epígrafe ‘Temas pendientes', vinculado a la cifra '36.974 euros+IVA'. 'Si Crespo cree que el PP le debe algo, no le puedo decir', dice.