Público
Público

Nueve detenidos en una operación contra el expolio del patrimonio en Córdoba

El primer teniente de alcalde y delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Castro del Río, anunciará hoy su renuncia tras ser interrogado por la Policía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer teniente de alcalde y delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Castro del Río (Córdoba), Luis Castro Erencia (PSOE), hará hoy pública su renuncia al acta de concejal después de que ayer fuera interrogado por la Policía en el marco de la operación desarrollada en la provincia contra el expolio arqueológico.

Castro, según se especifica en una convocatoria de prensa remitida hoy por el PSOE de Córdoba, dará a conocer los motivos que le han llevado a decidir abandonar el Ayuntamiento de Castro en un encuentro con los medios de comunicación, a las 20.30 horas y en el propio edificio consistorial de la localidad, donde le acompañará el secretario de Organización del PSOE en Córdoba, Juan Pablo Durán.

A esta situación se ha llegado a raíz de que ayer la Policía Nacional detuvo en Córdoba capital y en las localidades cordobesas de Castro del Río, Baena y Bujalance a nueve personas, de las que cuatro están ya en libertad con cargos, por su presunta implicación en la comisión de delitos contra el patrimonio histórico, por el expolio y tráfico de restos arqueológicos y obras de arte.

La operación, coordinada por la Brigada de Investigación de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional y ordenada por un juzgado de Madrid, se desarrolló a lo largo del día de ayer en la capital cordobesa y en las localidades mencionadas. Se practicaron once registros domiciliarios, incautándose numerosos restos arqueológicos, documentación y también algunas obras de arte. El juzgado ha decretado el secreto de sumario para la operación, que sigue abierta.

En Castro del Río, donde se produjo el mayor despliegue policial, se llevaron a cabo al menos cuatro registros domiciliarios, entre ellos la casa de un abogado y la del ya indicado teniente de alcalde de Urbanismo, al que no se llegó a detener, aunque sí que fue interrogado.

El letrado ha asegurado que no tiene relación con ninguna red delictiva y que no se explica por qué ha sido relacionado con este asunto. Según sus propias declaraciones, durante la tarde de ayer se presentaron en su despacho agentes del Cuerpo Nacional de Policía que le pidieron que le acompañaran a su domicilio, donde le requisaron una colección de más de 200 monedas y algunos trozos de cerámica.

El letrado ha precisado que su colección es la de 'una aficionado de tercera' y no entiende por qué se le ha requisado, ya que no cree que tenga especial valor puesto que nunca ha pagado mucho dinero por ellas.

Ha recalcado también que nunca ha tenido problemas de ningún tipo relacionados con las piezas de su colección y que no conoce al resto de los implicados en esta operación ni al denominado grupo de aficionados a la arqueología Oxido, con el que se relaciona a algunos de los detenidos por este asunto.

El operativo desarrollado en la provincia cordobesa forma parte de una operación ejecutada a nivel nacional y que, al parecer, se ha saldado en distintos puntos de España con numerosos detenidos, que pueden formar parte de una red organizada, dedicada al expolio y tráfico de restos arqueológicos y también de obras de arte.

El origen de la investigación está en Valencia y las principales sospechas apuntan a la citada red nacional, dedicada a la compra y venta de obras de arte y de restos arqueológicos obtenidos de forma ilícita. Al parecer, en red pueden formar parte importantes compradores y destacados arqueólogos, encargados de tasar las piezas obtenidas de forma ilícita.

Los implicados en Córdoba podían estar relacionados con los últimos expolios denunciados tanto en el yacimiento íbero de Torrepredones, como en el recinto arqueológico de Ategua, una antigua ciudad fortaleza romana ubicada en las proximidades de la pedanía cordobesa de Santa Cruz.