Público
Público

Un nuevo barrio a la vera del Camp Nou

El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, replica futuros ataques: 'pelotazo' no existe en catalán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Casi 24 horas después de presentar su fichaje veraniego estrella, el presidente del Fútbol Club Barcelona, Joan Laporta, sellaba ayer con el alcalde Jordi Hereu el pacto que da luz verde a la recalificación del Miniestadi y su entorno, dando lugar a un nuevo barrio.

Al acuerdo político matutino, escenificado por PSC, CiU y ERC, le seguía, por la tarde, la firma del convenio entre el Barça y el Consistorio. Quedaban sentadas las bases para aprobar –a partir de octubre– la modificación del Plan General Metropolitano, que según Hereu “derribará los muros” que rodean las instalaciones del Barcelona y “dará paso a un espacio urbano de calidad”.

La nueva gran manzana que surgirá cuando caiga el Mini se dotará de los equipamientos necesarios, siguiendo los principios sostenibles de los ecobarrios. Contará con unas 1.600 viviendas, una escuela, un instituto, una guardería, un centro de atención primaria, una residencia de ancianos, un pabellón con piscina y un centro cívico que –según el acuerdo– pagará el club azulgrana.

Otra obligación que contrae el Barcelona es aportar hasta 30 millones para adquirir el suelo donde se edificarán las nuevas instalaciones deportivas –ubicadas en Montcada i Reixac–, que compensarán las 7 hectáreas que se pierden en la operación del Mini.   

El plus del proyecto en el barrio de Les Corts lo aporta la franja de parque urbano, al “estilo inglés”, según Laporta, que vertebrará la nueva manzana, abriéndola a la ciudad.

Con los beneficios que obtenga, el Barça pretende costear la renovación del Camp Nou (proyecto que firma Norman Foster) así como la reforma del Palau Blaugrana.

A las insinuaciones de los periodistas sobre si hubo “pelotazo” en la operación, el presidente azulgrana contestó entre risas que como “no tiene traducción al catalán, no entiende esa expresión”.

El proyecto cuenta con el  desacuerdo del PP y de ICV-EUiA (socio de gobierno de Hereu), y con la oposición de la Federació d’Associacions de Veïns i Veïnes de Barcelona. Tanto Hereu como Laporta, aseguraron que convencerán a aquellos “pocos vecinos” que se oponen, cuando logren que vean que el proyecto será “beneficioso para todos”.

También ayer, Joan Laporta y el alcalde socialista de Viladecans (Baix Llobregat) firmaron un convenio para desarrollar una zona de ocio, deporte y comercio en el litoral de esta ciudad, iniciativa que al mismo tiempo ayudará a preservar el medio ambiente de la zona.

El goce de las instalaciones se prevé gratuito para los socios y contará, entre otras instalaciones, con una escuela de fútbol, un espacio para conciertos y un estadio donde jugará el Barça Atlètic.