Público
Público

El "nuevo español" que admira el PP era ciudadano colombiano

John Felipe llegó a España por reagrupación familiar, fórmula que los conservadores quieren limitar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La muerte, la semana pasada en Afganistán, del soldado John Felipe Romero Meneses sirvió al Partido Popular para buscar un nuevo campo de fricción con el Gobierno. Los conservadores se abrazaron al gesto de que el líder del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, no acudiera al funeral del fallecido para acusar a los socialistas de 'confundir sus prioridades' y erigirse en máximos defensores de los valores nacionales.

Incluso Mariano Rajoy llegó a escribir en su perfil de Facebook que este militar representaba 'lo mejor de esos nuevos españoles', en alusión a los inmigrantes. Pero patinó. Lo que el líder de los conservadores desconocía es que John Felipe Romero Meneses no tenía la nacionalidad española. Y que, de ser por algunas de las apuestas que su partido defiende en materia de inmigración, el joven fallecido en un atentado en Afganistán jamás habría formado parte del Ejército.

Cuando el líder del PP aseguraba que el soldado era 'un hijo de inmigrantes colombianos, afincado en Mollet del Vallés e integrado' en España hasta el punto de defender los valores 'bajo bandera española en Afganistán', desconocía que en su certificado de defunción figura una sola nacionalidad. Y no es la española, sino la colombiana.

El vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, se pronunció en el mismo sentido cuando dijo que le hubiera gustado ver a Zapatero 'en el funeral de un soldado español que ha muerto en Afganistán a los pies de la bandera de España'.

De hecho, según datos oficiales a los que tuvo acceso Público, el pasado 21 de octubre el fallecido había solicitado la segunda renovación de autorización de residencia y trabajo por cuenta ajena. Esta le fue concedida el 3 de diciembre con validez hasta el 2 de diciembre del año 2011. No obstante, de esta última autorización, el soldado 'aún no había hecho el trámite de confección de tarjeta', según figura en la documentación que obra en poder de este periódico.

¿Pero cómo logró Romero Meneses entrar por primera vez en España? Acogiéndose a la reagrupación familiar, una de las opciones ante las que el PP ha mostrado cierto tipo de reservas.

El PP ha apostado por hacer un control más férreo de los reagrupamientos familiares 

Según los registros oficiales, el militar fallecido solicitó permiso de residencia por reagrupación familiar el 1 de agosto de 2006. Le fue concedida cuatro meses después. El familiar encargado de esta reagrupación fue su padre, John Felipe Romero Moreno.

El PP, que en las últimas semanas ha vuelto a poner sobre la mesa la posibilidad de que los extranjeros que quieran residir en España tengan que suscribir un contrato de integración, ha apostado, en ocasiones, por hacer un control más férreo de los reagrupamientos familiares.

Hace un año, los conservadores se mostraban partidarios de cambiar los sistemas de entrada y regularización vigentes revisando la reagrupación familiar, el arraigo y la contratación en origen. 'Es necesario eliminar el reagrupamiento en cadena sin fin, que es lo que en estos momentos ha desbordado la figura del reagrupamiento familiar tal como fue concedida', declaró por aquellas fechas Ana Mato, vicesecretaria de organización del partido.

Fuentes próximas a la familia aseguran que el padre del militar fallecido llegó a España hace nueve años. Entonces todavía no se exigía visa a los ciudadanos colombianos para entrar en España y el 99% de ellos entraban en nuestro país como turistas para quedarse después de forma ilegal. Era la época de Gobierno del PP.

Tras el primer permiso de residencia, el de 2006, y la solicitud del último, el del pasado octubre, John Felipe, había realizado trámites similares en dos ocasiones más.

'Es necesario eliminar el reagrupamiento en cadena sin fin'

En mayo de 2007 pidió un permiso de residencia y trabajo por cuenta ajena en Girona. Se le concedió un mes después. Y por valor de seis meses. En noviembre de 2007 solicitó la renovación. Interior dio luz verde a su petición con validez hasta el 2 de diciembre del pasado año.

Sobre las contradicciones del PP en inmigración ya puso el acento la semana pasada el socialista Pedro Castro, presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). '¿Cómo es posible que un soldado pueda llevar la bandera de España en el uniforme, que pueda morir por la paz, que pueda morir por España y no quepa en ella?'

Un mes antes, la líder del Partido Popular catalán, Alicia Sánchez Camacho, había entonado el 'No cabemos todos'.