Público
Público

El número dos del CGPJ avala ahora a Garzón

De Rosa dice que el juez actuó correctamente en la Gürtel y que el caso no es un montaje

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fernando de Rosa, vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), se retractó ayer de modo implícito de sus acusaciones contra Garzón, a quien en febrero llamó prevaricador por su actuación en el caso Gürtel. 'Su actuación fue la correcta', asegura ahora en una entrevista publicada ayer por diarios del grupo Prensa Ibérica. La investigación de la trama de Francisco Correa no es un montaje político, sino 'un hecho delictivo que es necesario investigar', concluye De Rosa en un momento en que pocos, salvo algunos sectores del PP, cuestionan ya la solidez de los indicios. 'Hay datos suficientes para determinar que ha habido quienes se han prevalido de determinados cargos para obtener un beneficio', añade.

'Si se interpretó que dije que [Garzón] estaba prevaricando, no fue mi intención', se justifica el vicepresidente del Poder Judicial en la citada entrevista. El pasado 20 de febrero, dos semanas después del estallido del caso Gürtel, él mismo había afirmado que si, pese a haber aforados, Garzón no se inhibía, 'podríamos pasar una línea roja que es muy importante, que es la prevaricación'. De Rosa fue consejero de Justicia en el Gobierno de Camps hasta que, en septiembre de 2008, desembarcó en el CGPJ a propuesta del PP.

'Si se interpretó que dije que [Garzón] estaba prevaricando, no fue mi intención'

La andanada lanzada por De Rosa en febrero contra Garzón provocó una inmediata desautorización del Poder Judicial. Transcurridos diez meses, De Rosa ha moderado su discurso respecto al primer instructor del caso: 'Nunca he querido atacarle [a Garzón], sólo respondí a una pregunta desde un punto de vista técnico y era que los asuntos con aforados hay que remitirlos a los órganos competentes para evitar problemas de nulidad'.

El vicepresidente del órgano de gobierno de los jueces no duda en proclamarse 'amigo' del presidente de la Generalitat, a quien defiende sin tapujos. A la pregunta de si, con lo hoy sabido sobre los trajes y los negocios de Orange Market, persiste en su defensa, De Rosa se ratifica: 'Le tengo un respeto inmenso y para mí es una persona honesta', responde.