Público
Público

Un obispo equipara el aborto con la esclavitud

Munilla espera que la reforma de la Ley proyectada por el PP no sea "estética"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Tenemos la obligación de luchar para que llegue el día en que el aborto sea una pesadilla del pasado, al igual que la esclavitud de los negros de África'. Dos años después de llegar a la diócesis, el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, continúa dando que hablar. En esta ocasión ha sido a cuenta de la futura reforma de la Ley del Aborto que prepara el Gobierno del Partido Popular y que volverá a obligar a las menores a contar con el consentimiento paterno para interrumpir el embarazo. Y es que el aborto, para Munilla, es 'una aberración', según constató en una entrevista concedida a Radio Euskadi.

Durante la misma, el obispo mostró su confianza en que la reforma de la Ley de Salud Sexual, Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo anunciada la pasada semana por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, 'no sea una mera operación de estética', sino que 'tome muy en consideración' la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) de 1985 'en la que se reconoce el derecho a la vida'.

'Cada vez más mujeres que abortaron nos piden ayuda psicológica'

Y es que, en opinión del prelado representante del ala más conservadora del episcopado español, la jurisprudencia del TC 'es incompatible con la actual ley, que consagra el aborto como un derecho de la persona, algo que es una aberración'. Pese a todo, prefirió obviar todo optimismo respecto a la reforma, apuntando que 'no conocemos el alcance real de la misma'.

Munilla insistió en que la víctima del aborto 'también es la madre' y aseguró que las mujeres que han abortado recurren a la Iglesia en busca de apoyo. 'Estamos observando que cada vez vienen más mujeres que abortaron para pedirnos ayuda psicológica, porque el aborto siempre es un drama'.

Por otro lado, cuestionado sobre los casos de robos de bebés y la posibilidad de que religiosos guipuzcoanos estén involucrados en la investigación, el prelado negó que existan datos en ese sentido. No obstante, reconoció haber tenido encuentros con la asociación SOS Bebés Robados y el fiscal jefe de San Sebastián para ofrecer 'plena colaboración' con la Justicia. 'Los libros de registro de bautismo pueden aclarar poco recalcó ya que quien cometiera el delito falsearía los datos en el Registro Civil y llegarían así a la Iglesia'.

El prelado cree que existe un 'laicismo excluyente' contra la religión en la escuela

Munilla también se refirió a la campaña de matriculación de niños para las clases de religión, que ya ha arrancado en la Iglesia vasca. En este sentido, el obispo de San Sebastián denunció los intentos de 'expulsar la religión de la escuela pública', que achacó a 'una crisis de identidad'. 'Las instituciones no son las que tienen que promocionarla, sino garantizar la libertad en la elección', insistió el prelado, que la pasada semana ya escribió una carta denunciando las 'trabas' que, en su opinión, el Gobierno vasco da a la enseñanza católica confesional en la escuela pública.

El obispo está convencido de que existe un 'laicismo excluyente' que 'entiende que si un centro es laico, en él no cabe la religión'. Sin embargo, añadió, la legislación española 'tiene otro concepto de laicidad no excluyen-te, en la que caben todos'.