Público
Público

El obispo de Solsona: el pacto fiscal es "compatible" con el cristianismo

"La grave situación financiera de Catalunya pide no solo recortes, sino también una mayor financiación", asegura Xavier Novell

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El obispo de Solsona, Xavier Novell, señala en su glosa semanal, hecha pública hoy, que la reclamación del pacto fiscal es legítima y compatible con las convicciones cristianas.

Novell recuerda que el próximo martes, Diada Nacional de Catalunya, los catalanes han sido convocados a manifestarse a favor del pacto fiscal y afirma que 'la grave situación financiera de la Generalitat pide no solo recortes, sino también una mayor financiación que garantice unos buenos servicios públicos, exigibles en virtud de los impuestos que los ciudadanos y empresas están pagando'.

Asimismo, añade que la reclamación del pacto fiscal es legítima porque 'son necesarias aquellas infraestructuras y equipamientos que han de permitir que Catalunya continúe creciendo, aportando bienestar y creando lugares de trabajo'.

El obispo cree que 'es comprensible que muchos deseen una hacienda propia'

Asegura también, en este sentido, que si los datos del déficit fiscal del Catalunya son ciertos, no se puede discutir la legitimidad de la petición de un nuevo sistema de financiación. 'Si es cierto el incumplimiento por parte del Gobierno español, de este y de los anteriores, de lo que establecen las leyes sobre financiación de la Generalitat y las inversiones del Estado en Catalunya, entonces es comprensible que muchos deseen una hacienda propia, lo que popularmente se llama 'tener la caja y la llave', apunta.

La última parte de su glosa se centra en orientar a aquellos a los que esta propuesta provoca dudas sobre la compatibilidad con la condición de cristianos, por considerar la petición insolidaria, o que pueda ser motivo de conflicto con el Gobierno español o con ciudadanos de otras comunidades autónomas. 'Pienso que ha de quedar bien claro que 'tener la caja y la llave' no quiere decir necesariamente ser insolidario y que el querer mayoritario de los ciudadanos de Cataluya no debería ser fuente de conflicto con nadie que sea demócrata, porque los demócratas respetan siempre las decisiones de las mayorías'.