Público
Público

La OCDE dice que segregar a los alumnos eleva el fracaso

La organización insta a España a vigilar que los colegios concertados no excluyan a los alumnos inmigrantes 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La OCDE advierte a España de que la separación temprana de los alumnos eleva el fracaso escolar. La organización creadora del prestigioso examen PISA presentó ayer el informe Equidad y calidad de la educación. Apoyo a estudiantes y escuelas en desventaja que supone un varapalo para toda la estrategia ideada por el nuevo Gobierno del PP para acabar con el abandono escolar. El Ejecutivo prepara la eliminación de un año de enseñanza común para que los estudiantes decidan si van a Bachillerato o a Formación Profesional a los 15 años en lugar de a los 16 como se hacía hasta ahora.

'La selección temprana de estudiantes ejerce un efecto negativo en los alumnos asignados a niveles más bajos', advierte el informe. La reducción de un año de la ESO que prevé el Ministerio de Educación no sería lo más indicado para combatir el fracaso y el abandono escolar, según la OCDE. Sin embargo, el anticipo de un año para decidir el itinerario a estudiar, entra dentro de los baremos recomendados por la organización. 'El problema en España está en las transiciones entre etapas en Secundaria cuando casi un tercio de los alumnos se van', analiza la especialista en Educación de la OCDE, Beatriz Pont.

'La libre elección de centro genera segregación', alerta el informe

En el caso de que no se quiera retrasar la separación de los alumnos, el informe recomienda disminuir los grupos escolares. Medida para la que se precisa un importante esfuerzo inversor en profesores. La OCDE da por identificados a los alumnos que caen en el fracaso escolar y el abandono: 'Los estudiantes de entornos socioeconómicos desfavorecidos tienen dos veces más de probabilidades de manifestar un desempeño deficiente'.

Pese a que España cuenta con uno de los índices de abandono escolar más elevados, según la OCDE, el medio utilizado para combatirlo no iba desencaminado. Los malos alumnos españoles con padres de bajo nivel de formación tienen menos posibilidades de fracasar que los alumnos en las mismas condiciones de Alemania o Francia. La OCDE ha examinado las condiciones socioeconómicas de los alumnos que sacaron baja nota en lectura en el examen PISA de 2009 y concluye que el 19% de alumnos españoles con rendimiento bajo de familias desfavorecidas tienen 2,26 veces más probabilidades de fracasar que los alumnos de familias favorecidas. En Francia, ese índice se eleva a 2,68 y en Alemania, a 3,07.

'Un 14% del gasto educativo español va a los repetidores', señala una experta

El anterior Gobierno se esforzó en explicar en 2009 que pese a los resultados mediocres de los alumnos españoles en PISA, el análisis de los resultados resaltaba a España como un país con un sistema educativo muy equitativo que integraba bien a los alumnos de entornos socioeconómicos deprimidos. El análisis de esos resultados que hace el actual ministro de Educación, José Ignacio Wert, revela que pese a ser homogéneo, el sistema genera mucho fracaso escolar (28%) y pocos alumnos excelentes (un 3% según PISA). 'Yo soy como Mourinho, resultadista', definió Wert ayer en una reciente entrevista en Antena 3.

Pese a valorar la integración entre el alumnado español, la OCDE advierte de un peligro futuro. 'Proporcionar plena libertad de elección de escuela a los padres puede dar por resultado la segregación según sus capacidades y antecedentes socioeconómicos, y generar mayor desigualdades en los sistemas educativos', alerta el documento. El informe se presentó un día después de que el Gobierno de la Comunidad de Madrid anunciara la libertad absoluta para elegir centro disminuyendo el peso de la renta familiar y la proximidad para obtener plaza escolar.

'La calidad y la equidad deben ir de la mano. La libre elección de los centros debe ser condicionada por el Gobierno para evitar la desigualdad', detalla Pont. La OCDE establece tres recomendaciones para que los gobiernos controlen a los colegios concertados para que no seleccionen a los buenos alumnos y rechacen a los pobres o inmigrantes.

Alemania integra peor a los estudiantes pobres con malos resultados

'Control Choice [control de la elección]. España establece criterios de ingresos familiares, de barrio o de hermanos en el centro. Eso es bueno', explica Pont. El sistema que prevé implantar Madrid elimina la decisiva importancia del criterio de proximidad. Los sindicatos denuncian que los colegios concertados vetan a los alumnos inmigrantes mediante el obligatorio pago de cuotas, actividades o material.

La segunda opción para una escolarización equitativa que recomienda la OCDE es la incentivación económica a los centros para que se beneficien de escolarizar a alumnos sin recursos económicos. 'Es un sistema que se aplica en Holanda y Suecia', ejemplifica Pont. Por último, el informe recomienda la información a los padres para que sepan dónde llevar a sus hijos.

Otra de las grandes críticas que el documento hace al sistema español es que tiene demasiados repetidores. 'Un 14% del gasto educativo se va a esos repetidores y encima, con pocos beneficios económicos', explica Pont. La OCDE cree que países como España o Francia deben cambiar la cultura de la repetición para los alumnos que no consiguen el rendimiento exigido. Según la organización, los repetidores están abocados al abandono escolar. La exministra de Educación Mercedes Cabrera trató de cambiar esta cultura con un decreto que permitía pasar curso en Bachillerato con más de dos asignaturas pendientes. La Justicia lo declaró ilegal y el PP lo consideró un ejemplo de la necesaria recuperación de la cultura del esfuerzo.