Público
Público

Ocho presuntos etarras han sido detenidos desde el cese de la violencia

Este sábado han sido arrestados tres presuntos etarras en Francia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ocho presuntos etarras han sido detenidos desde que la banda terrorista anunció el cese definitivo de su actividad armada el pasado 20 de octubre, después de los tres arrestos que la policía francesa ha llevado a cabo esta tarde en el centro de Francia.

Los tres supuestos miembros de ETA apresados hoy son los primeros arrestados desde que tomó posesión la nueva cúpula del Ministerio del Interior bajo la dirección de Jorge Fernández Díaz.

La anterior detención fue el 13 de diciembre, cuando la policía francesa apresó a Julen Mujika Andonegi e Ihintza Oxandabaratz en su domicilio de la localidad vascofrancesa de Saint Jean Pied de Port, cerca de la frontera con España en la zona de Navarra.

A Mujika y Oxandabaratz se les relacionaba con un zulo de la banda hallado al sur de Francia en agosto de 2009. La justicia francesa les envió a prisión provisional cuatro días después de su arresto.

También en Francia, en Bayona, fue apresado el presunto miembro de Ekin Josu Esparza el 12 de diciembre, dos días después de aparecer en una manifestación en esa ciudad vascofrancesa junto con la exdirigente de Batasuna Aurore Martin.

Fue entregado a la policía española de inmediato en respuesta a la orden de busca y captura que pesaba sobre él.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz le dejó libre por la acusación de enaltecimiento del terrorismo, pero el magistrado del mismo tribunal Fernando Grande-Marlaska ordenó su ingreso en prisión tras un interrogatorio en paralelo por su pertenencia a Ekin, el aparato político de ETA.

Esparza había sido detenido el 13 de octubre por agentes de la policía francesa, que le puso en libertad bajo control judicial.

Las primeras detenciones se llevaron a cabo el 28 de octubre, ocho días después del comunicado de ETA, a cargo de la policía belga, que detuvo en Bruselas a Ventura Tomé Quiroga y Javier Agirre Ibáñez.

Quiroga tenía una orden de detención europea emitida por las autoridades españolas y sobre Agirre había un procedimiento exclusivamente belga acusado de los delitos de uso de documentos falsos y dar acogida a un malhechor.

A los ocho arrestos habría que añadir el de la exportavoz de la ilegalizada Askatasuna Oihana Agirre García, el 2 de diciembre en San Sebastián, y el de Alberto González Etxeberría, el 22 de ese mes en la misma ciudad.

Sin embargo, en ambos casos la detención y su posterior encarcelamiento se produjo para cumplir la condena que se les había impuesto.

La Audiencia Nacional condenó a González Etxebarria a seis años de prisión en mayo de 2010 por un delito de colaboración con ETA, si bien el Tribunal Supremo la rebajó a dos años y medio el pasado mes de febrero.

Además de estas detenciones, el 8 de diciembre la Ertzaintza localizó un zulo en una zona de monte del Duranguesado, en Vizcaya, en el que se hallaron cuarenta kilos de explosivos, temporizadores y detonadores.