Público
Público

La octava asesinada por violencia machista tampoco denunció

Un hombre se entrega tras matar a su pareja y al hijo de esta en Almería

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un hombre de 36 años se entregó el pasado viernes en una comisaría de Cornellá (Barcelona) como presunto autor de la muerte de su pareja, una mujer de 46 años, y el hijo de esta, un chico de 22 al que tuvo en un matrimonio anterior. Los hechos sucedieron un día antes en el domicilio que compartían en Roquetas de Mar (Almería), donde se habían trasladado hacía un año desde Catalunya en busca de empleo, según fuentes policiales. Tras cometer el doble crimen, el presunto autor, de nacionalidad marroquí, huyó hacia Catalunya y, tras unas horas deambulando, se entregó.

Esta muerte eleva a ocho el número de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas en 2011 la tercera en Andalucía y cumple también con el denominador común de las anteriores: la víctima no había presentado una denuncia previa contra el agresor. 'No había realizado ninguna denuncia ni había protagonizado ningún proceso judicial', confirmó ayer la consejera andaluza para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, que insistió en que es 'imprescindible' pedir ayuda para poder iniciar algún mecanismo de protección.

Los dos cuerpos, el de la madre y el del hijo ambos de nacionalidad española fueron hallados por la policía con fuertes golpes provocados con un objeto contundente, como un martillo, que les causó la muerte, informa Efe. Según fuentes policiales, la pareja había iniciado su relación en Catalunya y convivió durante algún tiempo en una población del área metropolitana de Barcelona hasta que tomaron la decisión de trasladarse a Andalucía, con el hijo de ella, en busca de trabajo.

Además, este último caso es el tercero de este año en el que la violencia de género se lleva también por delante la vida de algún hijo. En la primera muerte de 2011, el pasado 13 de enero en Torrecaballeros (Segovia), un hombre mató a su mujer y a su hijo, de 16 años, antes de suicidarse. Al día siguiente, en Granada, otra mujer, de nacionalidad china, fue asesinada junto al bebé que esperaba.

En otros dos casos de violencia de género de este mismo año, los hijos fueron testigos de los asesinatos. El pasado 26 de enero, en Cartagena (Murcia), una niña de nueve años se encontró con el cadáver de su madre cuando regresó del colegio. Hace apenas unos días, en Villacarrillo (Jaén), el supuesto agresor le dijo a una de sus hijas que saliese a hacer un recado antes de matar a su madre.