Público
Público

Octubre sella el repunte de la siniestralidad

El mes se cerró con 170 fallecidos, 21 más que en 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El número de muertos en las carreteras durante octubre ha confirmado que el repunte de la mortalidad experimentado en septiembre no fue casual. Octubre se ha cerrado con 170 fallecidos, 21 más que en el mismo periodo de 2009. Un mal dato que se suma al de septiembre, en el que se registraron 155 muertes en carretera, 12 más que el mismo mes de 2009. Estas cifras acabaron con la magnífica racha de 34 meses consecutivos de caídas del número de fallecidos en accidentes de tráfico.

Tampoco fue bueno el dato de la operación especial por el puente de Todos los Santos, para el que la DGT preveía 4,4 millones de desplazamientos por carretera. Hasta las 20.00 horas de ayer, se contabilizaron 24 muertos en 22 siniestros desde las 15.00 horas del viernes, cuando comenzó la operación.

El mayor número de accidentes se registró el sábado, cuando murieron 11 personas en 10 siniestros que dejaron además cinco heridos de gravedad y otros tantos leves. El accidente más grave sucedió en Menorca, en el término municipal de Es Mercadal, cuando dos motoristas de 25 y 33 años fallecieron al chocar de frente contra un turismo.

La Dirección General Tráfico (DGT) se ha negado tradicionalmente a analizar estadísticas de siniestralidad referidas a periodos cortos pero esta vez su director, Pere Navarro, se encontrará con una solicitud que el PP en el Congreso presentará para que comparezca en la cámara para explicar el aumento de fallecidos.

En cualquier caso, el balance sigue siendo positivo en lo que va de año, ya que hasta el 31 de octubre la cifra de muertos en carretera había caído un 9,5% con respecto al mes anterior. Y todo a pesar de que a la altura de abril el descenso del número de fallecidos frente a 2009 era del 23%. Se trata de una cifra que el propio vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que era 'imposible' que se mantuviera todo el año.

Precisamente un accidente fue la causa ayer de importantes retenciones en la provincia de Valladolid, con atascos de hasta 8 kilómetros en la AP-62 a la altura de San Miguel del Pino. Pero fueron las entradas de Madrid y Barcelona las que registraron las peores retenciones.

Kilómetros de atascos

La operación retorno fue especialmente complicada para los automovilistas que trataban de llegar durante la tarde de ayer a Madrid. En concreto, los atascos a la altura de San Agustín de Guadalix en la A-1 sumaron 13 kilómetros, los mismos que los de la AP-6 en Las Navas de San Antonio (Segovia).

Más se agravó la situación en la N-VI cerca de la localidad segoviana de San Rafael, con 20 kilómetros de retenciones, y a la altura de Navalcarnero, en la carretera de Extremadura (A-5), con 30 kilómetros de atasco. La entrada a Barcelona también se complicó ayer por la tarde, sobre todo en la AP-7, con 20 kilómetros de retención en Castellvi de Rosanes, nueve en Llinars del Vallés y siete cerca de Montmeló. También hubo un importante atasco de ocho kilómetros en la C-55 en Manresa (Barcelona).

 

DISPLAY CONNECTORS, SL.