Público
Público

Las ONG alertan del aumento de menores explotadas

Igualdad mantiene su compromiso contra los anuncios de contactos en la prensa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Llegan a España engañadas, aún menores de edad. Después de unos meses, cuando ya están en la calle, obligadas a acostarse con el primero que pague, ya han cumplido los 18. Entonces el miedo les impide denunciar y su edad dificulta que la Policía intervenga. Situaciones como esta se dan cada vez más en España. Así lo puso ayer de manifiesto la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (Apramp), que celebró ayer una jornada coincidiendo con el Día Internacional contra la Explotación Sexual.

Apramp presentó una guía con las líneas maestras en la lucha contra la explotación sexual. 'Nadie se ofrece para convertirse en esclavo', destaca la directora de la Asociación, Rocío Nieto. El informe pone de manifiesto diferencias notables respecto al anterior estudio, de hace ocho años, como el aumento del número de mujeres que forman parte de las redes de captación y de control.

El caso de Micaela (nombre ficticio), rumana de 20 años, es ejemplo de ello. Llegó a España hace un año y medio, obligada por su novio, que la maltrataba y la mandó a Madrid a 'ganar dinero'. La chica, que siempre trabajó de camarera, fue custodiada por una compatriota suya. Desde Rumanía, su novio la acechaba y amenazaba con agredir a su familia. Micaela consiguió escapar de la red hace cuatro meses, aprovechando una noche en que la calle donde se prostituía no había más chicas y acudió a un policía. Hoy vive en un piso de acogida de Apramp.

'La sociedad debe darse cuenta de que vive puerta con puerta con estas mujeres'

La guía de Apramp también destaca carencias en el sistema de identificación de las víctimas, temerosas de denunciar su situación. La asociación ha encontrado nuevas vías para acercarse a ellas, como regalarles cepillos para el pelo donde figura un número de teléfono. 'No es trabajo de un día, vamos a diario, para ganar su confianza', explica Nieto.

'La sociedad debe darse cuenta de que vive puerta con puerta con estas mujeres', insiste por su parte la secretaria de Estado para la Igualdad, Laura Seara, que destaca las políticas llevadas a cabo por el Gobierno. Seara pone como ejemplo que de 2009 a 2010 las inspecciones policiales crecieron un 164%, pasando de 885 a 2.344. Ese último año se logró identificar a 1.641 víctimas.

Seara y Nieto consideran fundamental la eliminación de los anuncios de contactos en la prensa. Aunque el Parlamento ya no podrá aprobarlo esta legislatura, Seara asegura que seguirá trabajando por sacar adelante la norma, 'imprescindible'. Público renunció desde su lanzamiento, en 2007, a incluir este tipo de publicidad en sus páginas.