Público
Público

Las ONG: "No hay que bajar la guardia con el cólera"

Un hospital de Haití está recibiendo 450 afectados al día

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Distintas ONG que trabajan en Haití con el brote de cólera que hasta el momento ha matado a 259 personas y ha dejado un total de 3.015 afectados alertaron ayer de que no hay que bajar la guardia porque la epidemia, que según el Gobierno haitiano está 'estabilizada', puede en cualquier momento propagarse.

Los últimos datos disponibles datan del lunes pasado por la tarde y los facilitaron las autoridades sanitarias haitianas. Sin embargo, para la Organización Panamericana de Salud (OPS), estas cifras constituyen, 'casi sin duda, una subestimación del número verdadero de casos que estamos teniendo', según advirtió Jon K. Andrus, Director Adjunto de la OPS.

Médicos sin Fronteras (MSF), por ejemplo, está ya preparada ante la posibilidad de que la epidemia se extienda a otras zonas del país caribeño. 'No debe bajarse la guardia', señaló la organización humanitaria en un comunicado.

El hospital Saint Nicholas, en la ciudad de Saint Marc, uno de los lugares más afectados por la enfermedad, sigue recibiendo 'un número significativo de pacientes', según afirmó la ONG. Desde el domingo pasado, en este centro hospitalario han recibido tratamiento unas 450 personas al día. 'El hecho de que estemos viendo menos casos severos es algo positivo. Significa que la gente está tomando precauciones', aseguró Federica Nogarotto, coordinadora de la intervención en Saint Marc.

Las ONG están volcadas en la campaña de concienciación a la población sobre lo importante que es la higiene. Oxfam (Intermón Oxfam en España) está emitiendo a través de radios locales haitianas mensajes de sensibilización.

Además, distintas organizaciones pidieron ayer a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que visite Haití para que constate los abusos que se están produciendo en los campamentos de la capital, Puerto Príncipe. Entre otras acciones, las asociaciones exigieron que se proteja a las mujeres de estas zonas al aire libre, que son sometidas continuamente a vejaciones y violaciones. Al menos 1, 3 millones de haitianos están viviendo en tiendas de campaña desde el seismo.