Público
Público

La ONU renueva su compromiso con los objetivos incumplidos

La cumbre de los Objetivos del Milenio admite un retroceso que achaca a la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) empezó ayer en la sede de la ONU en Nueva York reconociendo que no se han cumplido las ambiciosas metas que se fijaron hace diez años y barajando nuevas ideas para paliar la pobreza y el hambre en el mundo, mejorar la educación, promover la igualdad de sexos y preservar el medioambiente. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, evaluó en 100.000 millones de dólares la suma necesaria para mejorar el mundo de aquí a 2015. Los discursos y declaraciones de buenas intenciones se centraron en cómo conseguirlo.

'No hay un proyecto global que merezca más la pena', afirmó Ban en la apertura de la cumbre, a la que asisten 140 jefes de Estado y de Gobierno. El máximo responsable de Naciones Unidas habló de los 'resultados reales' en aspectos como el acceso a las escuelas o al agua potable, pero también resaltó que es necesario seguir trabajando. 'El impacto de los ODM es innegable, pero hay que protegerlos porque muchos de ellos son aún frágiles'.

La ONU calcula que hacen falta 100.000 millones de dólares hasta 2015

Además de las propuestas de Sarkozy y Zapatero de cobrar una tasa a las trasacciones financieras internacionales, el Banco Mundial se comprometió a dar 750 millones de dólares a la Campaña Global para la Educación y animó a los países ricos a seguir su ejemplo. Se esperaba que la Unión Europea anunciara otros 1.000 millones de euros para colmar la brecha entre objetivos y realidad de aquí a cinco años.

A la vista del balance de esta última década, las esperanzas de éxito son escasas. Pocas de las metas que la organización internacional fijó en 2000 se han cumplido. Vuelve a estar sobre la mesa la lucha para erradicar la pobreza y el hambre, para lograr la escolarización universal, fomentar la igualdad de género, reducir la mortalidad infantil, combatir el sida, asegurar la sostenibilidad ambiental y desarrollar una asociación global para el desarrollo.

Unos cien millones de niños no tienen acceso a una Educación básica

El presidente de la Asamblea General, el suizo Joseph Deiss, subrayó que la crisis económica ha supuesto un retroceso. 'Ha debilitado los logros, pero los decenios de fuerte crecimiento previos revelan el fuerte potencial de la economía mundial', destacó.

El número de personas que sobrevive con 1,25 dólares al día se redujo de 1.800 millones en 1990 a 1.400, en 2005, pero la recesión dio al traste con las previsiones al añadir 45 millones de afectados por la extrema pobreza en 2009. La situación varía mucho entre países. En Nigeria, por ejemplo, la pobreza absoluta pasó del 49% de la población en 1990 al 77% en 2008. En Etiopía, sin embargo, el dato se redujo del 60% al 16% en el mismo periodo.

Lo mismo pasa con el hambre. Ghana ha recortado en un 75% el número de afectados, pero en la República Demócrática del Congo el problema se ha duplicado. Además, en educación, 100 millones de niños (según Unicef) siguen sin ir al colegio. Por otra parte, de los 15 millones de personas seropositivas, 10 no reciben tratamiento.

En el documento final que se anunciará mañana, los 140 países que lo suscriben 'constatan con profundo pesar que el número de personas que vive en la extrema pobreza o pasa hambre supera los 1.000 millones y que las desigualdades, entre países, y dentro de cada país, siguen siendo cruciales'. La declaración reconoce que la crisis 'ha aumentado las vulnerabilidades y profundizado las desigualdades' y emplaza a los dirigentes a 'hacer todo lo que esté en su poder para alcanzar los objetivos del milenio de aquí a 2015'.