Público
Público

La opción de un Gobierno del PP gana terreno entre las bases extremeñas de IU

El rechazo al PSOE vence sobre todo en las zonas rurales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los números podrían torcerse a la contra en Izquierda Unida Extremadura. Hoy viernes concluye el proceso de consulta no vinculante a las bases y, a falta del escrutinio definitivo, de la revisión completa de las actas de las 120 asambleas locales, la impresión consolidada de la dirección regional es que ha vencido la opción de que los tres decisivos diputados de la federación otorguen, con su abstención, el Gobierno de la Junta al PP, en las manos de José Antonio Monago.

Fuentes de IU, que toman todas las precauciones a falta del último recuento, estiman que la alternativa de un Ejecutivo conservador habría ganado por amplio margen. Hace unos días, la impresión era otra, la de una votación reñida entre los partidarios de dejar gobernar al PP y los defensores de hacer presidente al socialista Guillermo Fernández Vara. Los sectores consultados, en IU Extremadura y en la cúpula federal, creen 'arriesgado' dar cifras concretas, aunque algunas fuentes avanzan que la opción Monago podría acercarse 'al 70%'. 'Menos mal que la opinión de las bases no es vinculante', resoplaba ayer un cuadro regional.

Los militantes de las grandes urbes apuestan por dejar gobernar al PSOE

Todas las cautelas son pocas, máxime cuando no se dispone aún del acta de la asamblea de Cáceres, que adelantó su votación al miércoles. Sí se conoce que se inclinó mayoritariamente a favor de Vara, y ello podría corregir los datos. El resultado no sorprendió a la dirección, porque hasta ahora las grandes ciudades (salvo Mérida) prefieren mantener al PSOE en la Junta. Ayer se conoció que el 72% de las bases de Badajoz abogó por 'llegar a un acuerdo' con los socialistas, 'en base a programa', según confirmó ayer el coordinador local, Manuel Sosa. En las zonas rurales vence la vía Monago.

Ayer, Pedro Escobar, el líder regional de IU, apuntó que las distancias con el PP 'son las mismas' que antes de su reunión, el jueves, con el candidato conservador, cuando este le ofreció un programa basado en nueve puntos.

Las cifras serán firmes mañana sábado, cuando se reúna la Presidencia Ejecutiva Regional (16 miembros y uno de los diputados electos, Víctor Casco). Al día siguiente, se da cada vez como más seguro que se convoque el máximo órgano, el Consejo Político Regional. La dirección quiere 'cerrar la decisión de la investidura' este fin de semana: 'Esto está que arde. La cuerda está muy tensada y la presión es muy fuerte. La olla va a estallar', explicaba ayer, cansado, un alto responsable.

La dirección federal viaja a Mérida para inclinar la balanza a favor de Vara

Aun así, no está claro que los 52 miembros del Consejo Político voten mayoritariamente a favor de Vara. Y eso quiere la dirección federal, que desembarcará mañana en Mérida para 'convencer' a los dirigentes de que no deben ceder la Junta al PP. Casi con toda seguridad se acercará el líder, Cayo Lara.

Algunas fuentes señalaban que en los últimos días ha crecido en Madrid la 'inquietud'. Miguel Reneses, secretario federal de Organización, lo negó ayer: 'No tenemos más preocupación que la lógica que se deriva de tomar una decisión decisiva para Extremadura y para IU'.