Público
Público

La oposición critica el dispositivo policial de la Generalitat

Puig reivindica el desalojo de la plaza de Catalunya mientras se cuestiona de nuevo su operativo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Todos los grupos del Parlament optaron ayer por no criticar públicamente el dispositivo policial planteado por el Departament de Interior y que propició que muchos diputados sufrieran agresiones y coacciones por parte de los concentrados ante la Cámara catalana. Entendían que les correspondía dar una imagen de unidad frente a los hechos vividos. Pese a ello, las críticas al operativo se sucedieron en un lento goteo a lo largo de la jornada.

Eso comenzó inmediatamente después de que el conseller de Interior, Felip Puig, reivindicara a primera hora de la mañana la controvertida y violenta actuación de los Mossosen el desalojo de la plaza de Catalunya, en que manifestantes pacíficos y con las manos en alto resultaron heridos: 'Soy el único que entendió lo que pasó el 27 de mayo'. Sus palabras chocaban con el balance que hicieron otros.

Francesc Vallès, coordinador del PSC en las Cortes Generales, lamentó en Twitter que no se hubiera hecho lo posible por evitar el 'golpe de Estado' en las inmediaciones del Parlament y pidió, por esa razón, la dimisión del conseller. El mismo canal eligió Jordi Canyas, portavoz de Ciudadanos en el Parlament, para expresar su malestar. Cañas tildó de 'desastroso' el operativo y acusó a Puig de haber enviado a los diputados a un 'linchamiento colectivo'.

Más lejos aún fue el portavoz de Solidaritat Catalana per la Independència, Alfons López Tena, que vinculó el operativo del día 27 con el de ayer. 'Estamos hablando de un conseller de Interior que, por un lado, agrede a gente que está pacíficamente sentada en una plaza y, por el otro, no hace ningún operativo de protección de diputados cuando hay un llamamiento a impedir físicamente su entrada en el Parlament', lamentó. Según afirmó, Puig quiso 'tapar' de este modo 'las agresiones violentas' de los Mossos en plaza de Catalunya.

Otros diputados, que no quisieron identificarse, cuestionaban el operativo y lamentaban que 'defendía a las piedras, pero no las personas', en referencia al blindaje del Parc de la Ciutadella, donde está el Parlament.

También el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona, Jordi Bonet, cuestionó a Interior: 'El dispositivo no eracorrecto, no protegía a los diputados'. Bonet recordó que en las celebraciones del título del Barça se retira todo el mobiliario urbano, cosa que no sucedió ayer en las inmediaciones del Parlament.