Público
Público

La oposición cuestiona que suba el IRPF

PP y CiU están en contra y la izquierda minoritaria desconfía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno cosechó ayer el desafecto de la oposición ante su renuncia a crear un impuesto sobre las grandes fortunas y su intención de subir a cambio el IRPF a las rentas superiores a 120.000 euros, como adelantó Público ayer.

Esta fórmula para aumentar la presión fiscal a los 'ciudadanos con alta capacidad económica', según se comprometió Rodríguez Zapatero, encontró el rechazo de plano de PP y CiU, la neutralidad del PNV y el descreimiento de la izquierda minoritaria, que reprochó al Ejecutivo su falta de ambición para acometer una reforma fiscal de calado.

El PP se planta ante 'cualquier subida' y CiU cree que es 'propaganda'

A la espera del detalle, que se concretará en los Presupuestos de 2011 que el Gobierno presentará en dos semanas, el PP insistió en su 'oposición a cualquier subida impositiva', al entender que 'castigan siempre a las clases medias y a los más débiles', según señalaron desde el equipo económico del Grupo Popular. El PP es, por el contrario, 'partidario de rebajas selectivas en determinados impuestos, como el de patrimonio', según insistieron las mismas fuentes.

El PSOE, entretanto, no descartó ese aumento del IRPF a las rentas altas y se limitó a señalar que el 'principio de equidad' preside su estrategia fiscal y que aún hay mucho tiempo por delante para discutir y dar forma a los próximos Presupuestos, en los que se incluiría esta modificación del IRPF que CiU consideró simple 'humo propagandísitico'.

El Grupo Catalán se mostró 'contrario a subir la fiscalidad de las rentas del trabajo', e indicó que 'ahora', sin que se haya llegado aún a una recuperación económica, 'no es el momento de elevar impuestos'.

ERC, IU e ICV piden al Gobierno una reforma fiscal global y ambiciosa

El aumento del tipo máximo del IRPF del 43% actual al 47% que ha ofertado el Gobierno al PNV no plantea especial problema para el Grupo Vasco. El líder de esta formación, Iñigo Urkullu, señaló ayer que este debate 'está superado' porque Euskadi tiene su propia competencia en política impositiva, es decir, no les afecta.

'Impulsar un impuesto para los más ricos sería importante, pero no la solución a la actual situación que está cargando el coste de la crisis sobre los más débiles, señala el portavoz de ERC, Joan Ridao. La izquierda minoritaria acogió ayer con enorme escepticismo la subida fiscal planteada por el Ejecutivo. 'El Gobierno ha pasado de los juegos florales de primavera a las serpientes informativas de verano hasta llegar ahora a los festivales de otoño' en materia fiscal, ironizó el portavoz de IU en el Congreso.

'Todas las reformas emprendidas hasta hoy no han tocado para nada a las rentas más altas ni a las entidades bancarias', explicó Gaspar Llamazares para prologar su desconfianza hacia un Ejecutivo que en materia fiscal 'ha desoído siempre las propuestas hacia una tributación más justa y progresiva que ha lanzado la izquierda'.

'Desde ICV defendemos una fiscalidad progresiva, y hemos presentado varias iniciativas para lograr el aumento del IRPF a los más ricos', explica su líder, Joan Herrera, que en noviembre arrancó al Ejecutivo un compromiso en esta línea, al tumbar la ley Beckham y lograr que los extranjeros que ganen más de 600.000 euros anuales tributen el 43% en lugar del 24% actual.