Público
Público

La oposición en pleno reclama la dimisión de la presidenta navarra por las dietas de la caja de ahorros

El PP de la comunidad foral ve "inadmisible" lo ocurrido en Caja Navarra y exige explicaciones a Yolanda Barcina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los grupos de la oposición en Navarra han reclamado la dimisión de la presidenta del Gobierno foral, Yolanda Barcina, por la polémica sobre las dietas dobles y triples cobradas en un mismo día por políticos en Caja Navarra.

El secretario general del PSN, Roberto Jiménez, ha declarado,  que, si él fuera Barcina, ya se había ido 'a casa'. Además, ha defendido la 'transparencia' con la que ha actuado siempre el PSN en este tema, haciendo públicos en 2011 los ingresos de sus representantes en Caja Navarra y ha subrayado: 'Si se demuestra que yo en algún momento he mentido, aquí está mi dimisión'. También ha aseverado en rueda de prensa que, cuando era vicepresidente en el Gobierno de coalición con UPN, la presidenta Barcina le 'ocultó' y 'nunca jamás' le dijo que existiera una Comisión Permanente de la Junta de Entidades Fundadoras de Caja Navarra, con sus correspondientes dietas.

Por su parte, Aralar-NaBai ha considerado que, aunque el cobro de dietas en Caja Navarra requeriría 'la dimisión absoluta del Gobierno' foral y la convocatoria de elecciones, de momento 'todas y cada una' de las personas implicadas 'deben ser apartadas inmediatamente de cualquier responsabilidad pública'. El parlamentario Txentxo Jiménez ha reconocido que, a día de hoy, no cuentan con la mayoría suficiente para tomar medidas como la moción de censura 'por las siglas que están implicadas', ya que ha recordado que entre los once políticos que cobraron dietas dobles y hasta triples en un día se encuentran, junto a nueve de UPN, 'directamente implicados' dos del PSN, entre ellos su secretario general. A juicio de Aralar-NaBai, la comunidad foral 'se ha gestionado durante demasiado tiempo con un régimen opaco, oculto e interesado', de forma que 'el régimen está podrido, de arriba a abajo' por las 'prácticas corruptas' de sus responsables.

El coportavoz de Bildu, Maiorga Ramírez, también ha considerado que la presidenta del Gobierno de Navarra debería dimitir al conocerse el cobro de dietas dobles en Caja Navarra. Ramírez ha señalado que ésta es 'una situación muy grave', que además 'han pretendido ocultar a la ciudadanía deliberadamente'. La ciudadanía, ha dicho, 'asiste con estupor a estas irregularidades y no sabe al día siguiente con qué nuevo abuso se va a encontrar o va a conocer en relación a la Caja'. Bildu ha presentado en el Parlamento de Navarra una declaración institucional que se debatirá en la Mesa y Junta del lunes, en la que se pide la dimisión de Barcina.

Igualmente, el coordinador general de IUN-NEB, José Miguel Nuin, se ha mostrado convencido de que el Gobierno foral y su presidenta 'no se van a sostener' después de que el cobro de dietas en Caja Navarra les haya situado en una posición 'insostenible'. El coordinador general ha señalado que 'hay dos escenarios que se pueden abrir en los próximos días', uno de los cuales es que se produzca un relevo en el Gobierno y en la presidencia del Gobierno, pero controlado por UPN y sin elecciones. El otro 'es un escenario de caída del Gobierno pero con elecciones', ha precisado Nuin, quien ha señalado que éste es por el que van a trabajar desde su coalición 'porque creemos que la sociedad navarra tiene que decidir en las urnas qué gobierno, qué política y qué personas quiere para el futuro'.

El Partido Popular de Navarra (PPN), tras considerar 'inadmisible' lo ocurrido en Caja Navarra, ha exigido explicaciones a la presidenta del Gobierno Foral, junto con 'un reconocimiento claro y expreso de lo improcedente y lamentable de sus actuaciones'. Los conservadores han señalado en un comunicado que tanto Barcina como el expresidente Miguel Sanz, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el exvicepresidente Álvaro Miranda 'no pueden escudarse en silencios o en explicaciones incongruentes para evitar dar a la opinión pública una respuesta satisfactoria a todas las dudas que ahora mismo sobrevuelan este asunto'.

Al respecto, han considerado que para cualquier ciudadano 'es una tomadura de pelo' que se pretenda justificar el cobro de elevadas cantidades en sesiones dobles con apenas una hora de diferencia. 'Del mismo modo es inadmisible que la mejor explicación que pueda dar la presidenta del Gobierno sea decir que acudía a las reuniones porque se le convocaba', han apostillado.