Público
Público

Demasiado optimismo y una derrota no superada

El presidente del Gobierno le saca más de 35 puntos al líder de la oposición en "simpatía personal" y "capacidad para conectar con la gente". De Rajoy se destaca la "inteligencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La mayoría de los españoles ve “demasiado optimista a José Luis Rodríguez Zapatero y cree que Mariano Rajoy está “resentido por haber perdido las elecciones”. Esos son sus mayores defectos. En cuanto a sus virtudes, lo tienen claro. El presidente del Gobierno barre en cualidades al líder de la oposición. Es lo que se desprende de la segunda entrega de la nueva oleada de Publiscopio, centrada en la imagen que los ciudadanos tienen formada de cada uno de los dirigentes políticos. Los españoles creen que el presidente del Gobierno destaca por su “simpatía personal” y por “su capacidad para conectar con la gente”, aspectos en los que le saca más de 35 puntos porcentuales al líder de la oposición. De Rajoy valoran su “fimeza de carácter” y “claridad de ideas”. Está claro que el talante de Zapatero sigue siendo una de sus mayores bazas, teniendo en cuenta además que supera ampliamente a Rajoy en lo que a “carisma”, “facilidad de diálogo” y “serenidad” se refiere.

Otro dato a destacar es que, aunque  Mariano Rajoy siempre denuncia que Zapatero no está al corriente de los problemas de los ciudadanos, éstos consideran que los dos los conocen por igual.

En una tabla del 0 al 10, el presidente del Gobierno obtiene su mayor nota, con un 6, en su “capacidad de diálogo y facilidad para conectar con la gente”. Mientras, del líder de la oposición se valora por encima de todo su “inteligencia” con un 5,7, virtud en la que de todos modos empata con Zapatero. Ambos sufren, eso sí, un problema de “credibilidad”.

Tanto los hombres como las mujeres prefieren a Zapatero antes que a Rajoy. Sobre todo ellas. Y es bastante significativo que los electores del PP evalúen peor a Rajoy que los socialistas al jefe del Ejecutivo.

Al jefe de la oposición, de hecho, los suyos no le dan ni un solo notable. Mientras que lo que más le reconocen a su líder es la “inteligencia” (con un 6,6) llama la atención que la nota más baja se la pongan a su “carisma” (5,4).

Aunque la derecha suspende en todo a Zapatero, reconoce en él lo que precisamente más resaltan los suyos: “su capacidad para conectar con la gente y el diálogo”. Los votantes socialistas también ensalzan de su jefe la “serenidad” con un 7,1. Y hasta son generosos y le dan un aprobado a Rajoy, sólo uno, reconociéndole su “inteligencia” (con un 5,9). La peor nota de Zapatero entre los suyos corre a cuenta de la “credibilidad”.

Entre los demás votantes (IU y nacionalistas) gana por goleada Zapatero por las mismas características. Pero hay que recalcar que las formaciones nacionalistas le dan un aprobado en “firmeza de carácter” a Rajoy.

Si un 78% de los españoles considera que Zapatero es “demasiado optimista”, ven que su segundo fallo (con un 56 por 100) es que “no cumple lo que promete”. Hay sin embargo dos cosas que no perciben en él: que se le pueda “engañar con facilidad” y que sea “poco serio”. En cualquier caso, los hombres le critican más que las mujeres.

Los votantes socialistas están de acuerdo, con diferencia, con los de los otros partidos en que su jefe rezuma “optimismo”. Pero lógicamente los mayores palos se los dan los del PP, que además de denunciar lo mismo, para ellos también es importante los “bandazos” que da en sus políticas, que “cambie de opinión con facilidad” y que no “cumpla lo que promete”. Esto último es lo que, tanto los de IU como los nacionalistas, también le echan en cara.

En cuanto a Rajoy, el 67%  piensa que está “resentido por haber perdido las elecciones” y un 52% cree que su problema es que tiene “poca autoridad”. Pero no le ven para nada “poco trabajador” o “poco serio”.

Tanto los hombres como las mujeres coinciden en que tiene “demasiada soberbia” y en que es “demasiado sarcástico”. Es curioso que a ellos les parezca más que a ellas que se “deja manipular por otros” y que las mujeres consideren más que los hombres, que “pierde el control con facilidad”.

Los votantes de todas las formaciones políticas, hasta los suyos, piensan que su mayor defecto es que “está resentido por haber perdido las elecciones”. Y lo que es más impactante es que entre sus electores cree que tiene “poca autoridad” (un 48 por 100), además de que más de un tercio opina que “no sabe expresarse bien” y “es demasiado sarcástico”. Es curioso que tanto para los que en las urnas apoyan a IU como a los nacionalistas su segundo fallo sea que tiene “demasiada soberbia”.

Director de la investigación: José Luis de Zárraga

Trabajo de campo: Obradoiro de Socioloxia

Universo: Población española de 18 y más

Muestras: 2.367 entrevistas

Tipo de entrevista : Entrevista telefónica tipo CATI

Diseño muestral: Muestra estratificada por CCAA y tamaño del municipio. Muestreo polietápico. Selección aleatoria del individuo, con cuotas de sexo edad y actividad

Error de muestreo: El error de muestreo más alto (con sefguridad del 90%) es de más menos 1,7

Fechas del trabajo de campo: 8 al 18 de septiembre