Público
Público

Otegi adelanta el final de ETA en un medio afín a Aznar

El líder de Batasuna revela "próximos acontecimientos" en declaraciones al diario ultraliberal 'The Wall Street Journal'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A la espera de que ETA aclare de una vez si va a poner punto final a su historia terrorista, Arnaldo Otegi adelantó ayer 'próximos acontecimientos' que obligarán al Gobierno a posicionarse. El líder de Batasuna utilizó esta vez The Wall Street Journal (WSJ) para dar eco internacional a su posición de rechazo a 'cualquier violencia con la que se pretendan alcanzar objetivos políticos'. Además, el rotativo estadounidense trasladó, sin entrecomillar, la afirmación de Otegi de que ETA está ya lista para dejar la violencia.

Emblema del liberalismo económico y el conservadurismo político, el periódico integra News Corporation, propiedad del magnate de la comunicación Rupert Murdoch. Desde 2006, el grupo mediático paga a José María Aznar en calidad de consultor no ejecutivo y ha puesto en varias ocasiones las páginas del Journal a disposición del ex presidente del Gobierno español para sus furibundas críticas al Ejecutivo socialista.

ETA prometió a 'WSJ' que le enviaría su comunicado antes de fin de año

Ayer, sin embargo, era el líder de la izquierda abertzale quien asumía el protagonismo en la publicación de Murdoch. Y lo hacía sin referirse explícitamente a un comunicado de ETA al que, por otra parte, The Wall Street Journal no es ajeno. De hecho, la banda comunicó al periódico hace varias semanas que le entregaría su próximo comunicado antes de final de año. Fuentes de la lucha antiterrorista no descartan que ETA amplíe el envío de su anuncio a otros medios extranjeros para obtener la mayor repercusión internacional posible.

Bajo el título 'Grupo vasco hace una oferta de paz', el rotativo aborda la situación motivada por el giro en Batasuna con las declaraciones de Otegi como hilo conductor de su artículo. 'Resulta lógico que el Gobierno español pida garantías para preservar la seguridad de sus ciudadanos. Estamos deseando ofrecer todas las garantías que sean necesarias para demostrar que nuestra postura es firme e irreverisible', afirma el líder de Batasuna.

El Gobierno valora un posible anuncio de calado hacia el final de la violencia

El Gobierno insiste en que 'no habrá otra T4', en alusión al atentado de 2006 que puso fin al último proceso de paz. WSJ decía ayer que, a pesar del fracaso de aquellas negociaciones, el 'esfuerzo' realizado por el Gobierno de Zapatero lo sitúa ahora en una situación de 'mayor fortaleza', dado que 'muchos vascos' culpan a ETA de la ruptura del proceso.

¿Y cuál será el contenido del próximo comunicado de ETA? El Gobierno dice no conocerlo, al menos con exactitud, lo que, dada la importancia de la retórica en los escritos de la banda, le impide tener ya cerrada una respuesta. En cualquier caso, el Ejecutivo valora la posibilidad de que el comunicado camine en dirección al fin definitivo de la violencia. Si finalmente ocurre así, consensuará una respuesta con el resto de los partidos y, a diferencia de lo ocurrido tras los últimos anuncios de la banda, hará una valoración pública del comunicado. Se trata de no desperdiciar una oportunidad para la paz y, con prudencia, responder a las expectativas creadas en Euskadi sobre un final definitivo de la violencia.

Público ha consultado a todos los servicios de Información implicados en la lucha contra ETA y no hay consenso respecto a la intenciones de los terroristas para su siguiente anuncio. Las valoraciones recogidas van desde las que apuntan a la asunción total del Acuerdo de Gernika, en el sentido de elevar la actual tregua a la categoría de permanente, verificable y con vocación de definitiva, a las que aseguran que el anuncio no pasará de convertir la tregua en 'permanente y verificable'. La primera opción también incluye un anuncio de cese de la extorsión y de las tareas de aprovisionamiento.

En lo que sí coinciden todas las fuentes antiterroristas consultadas es en que sean cuales sean las palabras utilizadas, el comunicado no supondrá en ningún caso la renuncia definitiva e inexorable a la violencia, porque esa decisión no ha sido tomada aún en el seno de ETA. Y una de ellas puntualiza: la principal motivación del comunicado será evitar un cisma con Batasuna, que apremia a ETA a sumarse a su estrategia de fin de la violencia. De esa posibilidad de escisión también se abomina en el seno de Batasuna, el 'ala política' de ETA, según el término elegido ayer por The Wall Street Journal para definir a la formación ilegalizada.