Público
Público

Otegi no ensalzó el terrorismo en el mitin de Anoeta

La Audiencia le absuelve porque se limitó a proponer "un proceso de diálogo y negociación" para una solución "pacífica"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La relación de Arnaldo Otegi y el delito de enaltecimiento del terrorismo vivió ayer un nuevo episodio al ser absuelto del proceso por protagonizar el mitin de Anoeta de noviembre de 2004. Según la sentencia de la Audiencia Nacional, Otegi se limitó a proponer 'un proceso de diálogo y negociación para la resolución del conflicto de manera pacífica y democrática'. Si a esto se suma que la Sala Segunda no considera suficientemente probada su vinculación con la proyección de un vídeo con imágenes de etarras muertos en el franquismo, ni con el reparto de boletines de la banda, la conclusión es su libre absolución.

Esta es la tercera vez que Otegi sale indemne de un proceso por enaltecimiento del terrorismo, delito por el que ha sido condenado otras dos veces (en la actualidad sigue en prisión por una de esa condenas). La misma suerte que Otegi han corrido en esta ocasión Joseba Permach y Joseba Álvarez. La fiscalía y la Guardia Civil otorgaban a los tres 'pleno dominio' sobre todo lo ocurrido en el velódromo de Anoeta, pero el tribunal cuestiona el hecho de que fueran 'autores concretos' de la proyección del vídeo y el reparto de propaganda.

Permach y Álvarez, absueltos también de enaltecimiento del terrorismo

La Sala se muestra especialmente dura con el trabajo de la Guardia Civil. El tribunal admitió como pruebas periciales los informes de los investigadores y la declaración de sus autores como testigos-peritos, a propuesta de las acusaciones. Sin embargo, en la sentencia, los jueces les reprochan que lleguen a conclusiones que luego no acreditan 'lo suficiente' y que se dediquen a hacer consideraciones que sólo corresponden al tribunal.

Añade la Sala que los informes no merecen ser calificados como 'de Inteligencia' porque no se han confeccionado 'utilizando conocimientos técnicos, científicos, artísticos o prácticos de los que carezca' el tribunal. Por contra, se han realizado tras la observación de los hechos, de forma presencial o a través de los medios de comunicación, y de ahí los agentes han sacado 'sus propias conclusiones'. 'Son meras deducciones de sus autores', llega a afirmar la sentencia.

La Sala no considera probado que los acusados organizaran el acto

Asimismo, el tribunal valora como 'contraindicio' la declaración de Sergio Lezkano, en prisión por su pertenencia al comando Donosti de ETA y que en su momento trabajó para la empresa de montaje que organizó el evento, con sede en Hendaya. Lezkano exculpó a los tres procesados y responsabilizó de toda la organización a unos tales Mañer y Asier, de la empresa para la que trabajaba, y de los que nada más se sabe.

La Sala Segunda, que desoye la petición de 18 meses de cárcel formulada esta vez por la fiscalía, asegura que 'sólo se atiene a razones jurídicas y no de cualquier índole, por muy legítimas que sean'. Aún considerando probado que el velódromo de Anoeta fue alquilado por Joseba Álvarez, dice que tiene 'serias dudas' sobre la responsabilidad de este y los otros dos acusados en la exhibición del vídeo con imágenes de miembros de ETA fallecidos entre 1973 y 1975, y con el reparto de ejemplares de Zutabe y Zuzen por un grupo de encapuchados, una vez concluido el acto y tras ser obligada la prensa a abandonar el recinto deportivo.

Seguirá en prisión en cumplimiento de otra condena por el mismo delito

En marzo pasado, la Sala Cuarta condenó a dos años de cárcel y 16 meses de inhabilitación a Otegi por enaltecimiento del terrorismo. El portavoz de Batasuna había agradecido la 'lucha' de todos los 'presos políticos' vascos en el homenaje al etarra José María Sagarduy, en prisión desde 1980 por cometer tres asesinatos. Palabras similares pronunció el líder abertzale en el entierro de Olaia Kastresana, miembro de ETA fallecida cuando manipulaba una bomba. Entonces mostró su agradecimiento a 'todos los gudaris que han caído en esta larga lucha por la autodeterminación', pero tras ser detenido y conducido a la Audiencia Nacional en marzo de 2007, la fiscalía retiró su acusación, actuación que repitió el ministerio público dos meses después en otra causa por el homenaje al también etarra fallecido Arkaitz Otazuna. Las dos decisiones fueron tomadas antes de que ETA rompiera formalmente la anterior tregua.

El 8 de junio de 2007, dos días después de que la organización terrorista hiciera público un comunicado anunciando el fin del alto el fuego, la Audiencia Nacional ordenó la detención e ingreso en prisión de Arnaldo Otegi para cumplir su primera condena por enaltecimiento del terrorismo, dictada en abril de 2006 y relacionada con un homenaje al histórico miembro de la ETA José Miguel Beñarán, Argala.

El fallo critica la investigación llevada a cabo por la Guardia Civil

En los últimos dos juicios a Arnaldo Otegi por enaltecimiento del terrorismo, el portavoz de la izquierda abertzale ha aprovechado para expresar su apuesta por las vías exclusivamente políticas y pacíficas, antes de ser interrumpido por los correspondientes tribunales. 'Quiero volver a reseñar, con carácter absolutamente claro, nítido, prístino, que nosotros hemos hecho una apuesta por las vías pacíficas y democráticas, que nosotros rechazamos el uso de la violencia para imponer un proyecto político, que nosotros abogamos por un proceso de soluciones democráticas confluente', afirmó el 11 de noviembre en el turno de última palabra.