Público
Público

Otegi reafirma su rechazo al "uso de la violencia"

El socialista Jesús Eguiguren declara ante el juez que "media España" conocía la declaración de Anoeta antes de su lectura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los partidos democráticos han descrito a ETA en infinidad de ocasiones como una organización que trata de imponer un proyecto político por la fuerza. Este viernes, el líder de la izquierda abertzale, Arnaldo Otegi, fue quien escogió esas mismas palabras para lanzar un mensaje antes de que quedara visto para sentencia el juicio contra él por enaltecimiento del terrorismo. 'Quiero volver a reseñar, con carácter absolutamente claro, nítido, prístino, que nosotros hemos hecho una apuesta por las vías pacíficas y democráticas, que nosotros rechazamos el uso de la violencia para imponer un proyecto político, que nosotros abogamos por un proceso de soluciones democráticas confluente', afirmó.

La consecuencia inmediata de estas palabras fue que, por segundo día consecutivo, la presunta responsabilidad de Otegi, Joseba Álvarez y Joseba Permach sobre el mitin de Anoeta de noviembre de 2004 pasó a un segundo plano. Según Otegi, 'porque las cuestiones políticas no se dirimen en los tribunales' y el acto de Anoeta no fue otra cosa que 'un acto político'.

A este respecto, cabe destacar que ninguno de los juicios en los que el portavoz abertzale se ha sentado en el banquillo de los acusados había despertado el interés político y mediático de este, y también que ninguno de ellos se había celebrado mientras se estaba a la espera de un pronunciamiento de ETA sobre la petición de su brazo político para que abandone definitivamente la violencia.

Fueron casi cinco horas de sesión, de las que la intervención de Otegi ocupó menos de cuatro minutos. Y, en diez más, el tribunal despachó al otro protagonista de la jornada, el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, quien acudió como testigo a petición de la defensa. En ese lapso de tiempo, el presidente del tribunal, Fernando García-Nicolás, interrumpió en siete ocasiones las preguntas de la abogada Jone Gorizelaia por considerarlas 'impertinentes'.

Así que Eguiguren se quedó sin poder contestar si comparte el ideario político de la izquierda abertzale, si conocía de antemano el contenido del mitin de Anoeta o si estaba al tanto el Gobierno. Aun así, Eguiguren admitió que sí conocía la propuesta que se iba a presentar en el velódromo, en la que se basó después el frustrado proceso de paz. Pero restó importancia a ese hecho porque, al igual que él, esa declaración la conocía 'media España', una vez que los líderes de Batasuna se habían encargado de difundir sus planes para el mitin entre periodistas y políticos. 'En fin, creo que no era ningún secreto, vamos', zanjó, y cerró así la posibilidad de confirmar lo recogido en el escrito de la defensa, sobre un consenso anterior y secreto de Batasuna y los socialistas .

Otegi, Álvarez y Permach se enfrentan a 18 meses de prisión por enaltecimiento del terrorismo durante el mitin de Anoeta. Según la fiscalía y el Foro de Ermua, el acto, al que acudieron 15.000 personas, fue organizado por Batasuna; durante el mismo se exhibió un vídeo con imágenes de ochenta miembros de ETA ya fallecidos, el público coreó en varias ocasiones vivas a la banda y la organización expulsó a los periodistas antes de que un grupo de encapuchados pudiera repartir boletines de los terroristas. Para la defensa, no se puede demostrar que Batasuna ni los acusados estuvieran detrás del acto, la mayoría de los homenajeados en las imágenes no eran etarras y la organización no es responsable de la irrupción de los encapuchados.

En la jornada  declaró el etarra Sergio Lezkano, trabajador autónomo contratado en su momento para montar el mitin y que desvinculó de su preparación a los acusados. También comparecieron los periodistas Gorka Landaburu e Iñaki Iriondo.