Publicado: 23.08.2015 13:28 |Actualizado: 23.08.2015 13:33

Un padre y su hijo de cinco años, ingresados graves por quemaduras en el incendio de la Sierra de Gata

El menor presenta quemaduras de segundo grado en miembros inferiores y superiores, y de tercer grado en un pie. El padre, quemaduras de segundo grado en una mano y en un pie. Han sido trasladado al hospital de La Paz de Madrid

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Un helicóptero descarga agua sobre el incendio forestal declarado en la Sierra de Gata, en el límite de Cáceres con la provincia de Salamanca. EFE/Carlos García

Un helicóptero descarga agua sobre el incendio forestal declarado en la Sierra de Gata, en el límite de Cáceres con la provincia de Salamanca. EFE/Carlos García

MÉRIDA.- Un niño de cinco años y su padre se encuentra en estado grave tras haber sufrido quemaduras de segundo grado con las cenizas del incendio que ha arrasado parte de la Sierra de Gata, ha informado hoy la Junta de Extremadura.

El menor y su padre, de 41 años, fueron atendidos en la tarde de ayer por personal movilizado por el Centro de Atención de Urgencias y Emergencias 112-Extremadura, en la zona quemada del término municipal de Acebo (Cáceres).

El niño, con pronóstico grave (estable y asintomático) ha sido trasladado al Hospital La Paz, donde también ha sido derivado su padre, con pronóstico menos grave. Ambos residen habitualmente en la Comunidad de Madrid.


El menor presenta quemaduras de segundo grado en miembros inferiores y superiores, así como de tercer grado en la planta de un pie, mientras que el padre presenta quemaduras de segundo grado en una mano y en un pie.

Ambos fueron atendidos en primer lugar en el Centro de Salud de Hoyos, de donde fueron trasladados por el 112 al Hospital de Coria y, a continuación, al Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres.

Posteriormente, se decidió el traslado del menor al Hospital La Paz, donde el niño fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

La Junta de Extremadura todavía no ha dado por extinguido este incendio, que se inició el 6 de agosto y ha arrasado 7.800 hectáreas en Sierra de Gata, aunque desde hace más de una semana está completamente controlado y su nivel de peligrosidad se rebajó a cero.