Público
Público

"En paliativos hay muchas desigualdades"

Javier Rocafort, presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Javier Rocafort, presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos.

1. ¿Hace falta una ley sobre cuidados paliativos?

Tenemos muy claro que hace falta una regulación de cuidados paliativos, es decir, de la atención adecuada al final de la vida. En este terreno es muy importante que las definiciones y los conceptos sean correctos; si hablamos de muerte digna nada más, quizás no sepamos de lo que estamos hablando.

2. Aún hay quien confunde cuidados paliativos con la eutanasia.

Los cuidados paliativos consisten en una atención sanitaria y social para favorecer la calidad de vida de quienes padecen una enfermedad en fase terminal. La diferencia es precisamente el objetivo. La eutanasia no tiene como fin la mejora de la calidad de vida, elimina el sufrimiento acabando con la persona. Pero hay opciones que permiten acabar con el sufrimiento y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

3. ¿Hay muchas deficiencias en esta materia?

Todo lo que hay es desigualdad entre regiones, hay cuidados paliativos de muchos tipos y pacientes españoles de primera y de segunda. No obstante, en general la situación está mejor que hace años, aunque hace falta una evaluación seria que aclare cómo estamos en España. Sabemos que hay unas 420 unidades, cómo están distribuidas y dotadas, pero nos queda conocer bien aspectos clave como la capacitación de los profesionales, cómo es el acceso de los ciudadanos a estas unidades... Hay que seguir trabajando en estos aspectos, que tendrán que desarrollarse al amparo de la nueva ley.

4. ¿No sería suficiente con desarrollar las leyes ya existentes?

Es cierto que ya hay leyes en vigor que recogen algunos aspectos, como la Ley de Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud, que regula el derecho a recibir cuidados paliativos de todos los españoles, o la Ley de Autonomía del Paciente, que incluye el derecho a decidir; es decir, que sí que hay leyes que abordan la cuestión, pero como quedan bastantes flecos será muy bueno que haya una ley que contemple lo necesario para que el enfermo tenga garantizada la atención.