Público
Público

Panero tiene en el banco más de medio millón

El ex alcalde de Boadilla imputado en la Gürtel y su esposa han separado sus bienes, que suman 1,3 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Arturo González Panero es el imputado del caso Gürtel al que el juez impuso la mayor fianza, 1,8 millones de euros. El ex alcalde de Boadilla (Madrid) aún no ha depositado esa cantidad, pese a que el juez Antonio Pedreira le advirtió a principios de este mes de que embargará sus bienes si no lo hace. Poco antes, el 29 de octubre, Panero y su esposa, Elena Vilarroya, firmaron ante un notario de Boadilla del Monte una escritura de capitulaciones para modificar el régimen por el que se rige su matrimonio. Han pasado de gananciales a separación de bienes. Público ha tenido acceso a una copia literal de la escritura, en la que se detallan los bienes de la pareja, que suman 1.284.410,52 euros.

Lo más llamativo es que de esta cantidad más de 570.000 euros corresponden a inversiones financieras, dinero contante y sonante invertido en distintos productos bancarios y acciones. Una capacidad de ahorro admirable.

Panero ha elegido un modelo de inversión totalmente atomizado, con multitud de pequeñas y medianas aportaciones que van desde unos cientos de euros hasta 50.000 en el fondo de inversión más oneroso. Entre acciones, fondos de inversión, cuentas corrientes y otros, el ex alcalde de Boadilla acumula 57 productos financieros. Sorprende, por ejemplo, que la pareja tenga abiertos seis planes de pensiones. Los alrededor de 700.000 euros que restan hasta alcanzar el patrimonio declarado de 1,2 millones corresponden a bienes inmuebles: dos viviendas y una plaza de garaje en Boadilla del Monte y Torre Pacheco (Murcia).

'Pienso emprender acciones legales para saber de dónde sale la filtración'

La escritura notarial enumera un total de 61 propiedades inmobiliarias y mobiliarias (acciones, fondos de inversión, cuentas bancarias) que la pareja se reparte por puntos. Elena Vilarroya se queda con la vivienda de Boadilla, el bien más valorado de la pareja, que supera el millón de euros, mientras que su marido se conforma con la modesta unifamiliar de Torre Pacheco, valorada en 150.000 euros. Para compensar, el ex alcalde, que en la escritura se identifica como 'informático', se lleva una mayor cantidad de productos financieros que su esposa.

Las cuentas de la pareja están totalmente saneadas, ya que los casi 1,3 millones de euros de capital salen una vez descontadas unas deudas de sólo 8.000 euros. González Panero ha declarado a Público que 'este documento demuestra que no son ciertas las burradas' que han dicho de su patrimonio. 'Pienso emprender acciones legales para saber de dónde sale la filtración'. El motivo del cambio de régimen matrimonial es 'personal', dice.

El Albondiguilla está acusado de asociación ilícita, cohecho, tráfico de influencias, fraude fiscal, blanqueo de capitales y falsedad. Se trata de todos los delitos investigados en el caso Gürtel y cabe la posibilidad de que, a medida que avance el caso, las imputaciones se acoten. El ex edil se ha negado a declarar ante el juez, pero cuando lo haga tendrá que explicar cómo es posible que tenga en distintos bancos más de medio millón de euros, una cantidad difícil de acumular después de descontar de sus nóminas los muchos gastos de una familia de cuatro miembros.

Según un informe de la Agencia Tributaria incluido en el sumario del caso Gürtel, el ex alcalde percibía una nómina anual que evolucionó de 36.000 en 2002 a 60.000 en 2007, mientras que Elena Vilarroya pasó de sólo 1.200 euros a 60.000. En algún ejercicio fiscal Panero obtuvo mayores beneficios de sus inversiones que de su sueldo como alcalde.