Público
Público

El Papa carga contra el laicismo de Zapatero y de la II República

El pontífice ha aterrizado en la capital gallega, primera ciudad que visita en su gira por España. En el avión ha pedido la "reevangelización" del país y ha criticado el "fuerte anticlericalismo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El avión Airbus 320 de Alitalia en el que viaja el Papa Benedicto XVI ha aterrizado a las 11:24 horas en el aeropuerto de Lavacolla en Santiago de Compostela. El pontífice ha llegado a España con la polémica debajo del brazo: antes si quiera de aterrizar ha cargado contra el 'agresivo' laicismo de la España de Zapatero añadiendo que es similar al de la España de la Segunda República.

Benedicto XVI afirmó hoy que España necesita una reevangelización, denunció el vivaz enfrentamiento entre fe y modernidad existente en el país y abogó por un 'encuentro entre fe y laicidad'.

En el avión que le llevó a Santiago de Compostela (España), el Papa aseguró que cuando este año anunció la creación de un nuevo dicasterio para la nueva evangelización pensó en Occidente y especialmente en España.

El Pontífice manifestó a los periodistas que le acompañan desde Roma a Santiago de Compostela que viaja como peregrino y resaltó 'el amor que siente por España'. 'Con el nuevo dicasterio he pensado en el mundo entero pero, sobre todo, en Occidente con su secularismo y laicidad, por lo que hay que renovar la fe para responder a esa laicidad', dijo el Papa, que manifestó que se trata de un problema que sufren tanto España como Francia, la República Checa y el Reino Unido.

'En España ha nacido un secularismo fuerte y agresivo'El Obispo de Roma afirmó que España siempre ha sido un país originario de la fe y exportador de la misma y que el nacimiento del catolicismo en el Renacimiento se debe a España. 'Pero igualmente, es verdad que en España ha nacido una laicidad, un anticlericalismo, un secularismo fuerte y agresivo como se vio en la década de los años treinta (II República española', aseguró. Inmediatamente después lo identificó con la España actual: 'Y ese enfrentamiento, disputa, entre fe y modernidad ocurre también hoy de manera muy vivaz', dijo.

El Papa manifestó que, por ello, para el futuro es 'necesario que no haya un enfrentamiento sino un encuentro entre fe y laicidad'.

Benedicto XVI ya se ha dado su baño de masas por la ciudad de Santiago. A su llegada a la catedral, le esperaba un séquito de clérigos. Antes de seguir contemplando la catedral y orar en ella, se ha asomado a la Plaza de Obradoiro para saludar a los fieles que allí lo esperaban.

Además, el Papa no ha perdido el tiempo y ya ha comentado con Alfredo Pérez Rubalcaba, vicepresidente primero del Gobierno, su preocupación por los efectos de la crisis en España. Ha hablado con Rubalcaba inmediatamente después de tener un encuentro privado con los príncipes de Asturias. 

En estos momentos, y hablando en gallego, los clérigos de la Catedral le están dando la bienvenida y agradeciéndole su visita además de ponerle al día en la cultura del apóstol Santiago. 

En la pista del aeropuerto, envuelto en una densa niebla, le han esperado los Príncipes de Asturias, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, entre otras autoridades.

Minutos después de que la aeronave se haya detenido, el nuncio del Vaticano en España, Renzo Frattini, ha subido al avión para dar la bienvenida al pontífice, que descenderá del mismo en unos minutos.

Una vez que el príncipe Felipe le ha dado la bienvenida en su discurso, Benedicto XVI ha tomado el atril y ha expresado sus determinaciones religiosas no sólo en castellano, también gallego.

DISPLAY CONNECTORS, SL.