Público
Público

El Papa reconoce que se encubrió al fundador de los Legionarios

Tacha a Marcial Maciel de "falso profeta" con una existencia "aventurosa, perdida y extraña"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Benedicto XVI ha encontrado un hueco en su libro Luz del Mundo, el Papa, la Iglesia y el signo de los tiempos para hablar del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel. 

El Papa reconoce ahora que el caso de los abusos sexuales que cometió durante décadas el sacerdote fue 'encubierto' y se afrontó con 'lentitud y mucho retraso'. Una investigación ordenada por el propio Benedicto XVI concluyó que el fundador de los Legionarios abusó sexualmente durante años de seminaristas y sacerdotes de la propia orden y fue obligado en el año 2005 por el Papa a permanecer recluido en penitencia en un convento.

En mayo, el Vaticano a través de un comunicado decía que'Marciel cometió verdaderos delitos de una vida carente de escrúpulos y de genuino sentimiento religioso'. 'Tal vida no la conocía gran parte de los legionarios, sobre todo por el sistema de relaciones construido por Maciel, que supo crearse aliados, obtener confianza, confidencia y silencio sobre circunstancias y reforzar su propio rol de fundador carismático'.

Según ha sostenido el Papa, la figura de Marcial Maciel es todavía 'un misterio'. Benedicto XVI afirma que Maciel tenía una existencia 'aventurosa, perdida, extraña'. Pero, por otro lado, también apunta que se puede ver 'el dinamismo con el cual ha construido la comunidad de los Legionarios'.

En este sentido, el Papa afirma en este libro que el problema estaba, de alguna forma, 'bien cubierto' y sólo a partir del año 2000 se comenzó a tener puntos de referencia concretos'. Según ha subrayado Benedicto XVI, 'era necesario tener pruebas ciertas para estar seguros de que las acusaciones tenían fundamento'.

Benedicto XVI ha afirmado también que es necesario corregir algunas cosas pero que 'en su conjunto la comunidad de los Legionarios está sana'. Según ha sostenido el Papa, no hace falta destruir el entusiasmo 'de tantos jóvenes que quieren servir a la fe'. En definitiva, ha manifestado el Papa y que muchos de ellos 'han sido llamados a hacer lo justo por una figura equivocada'.

El Papa ha subrayado que este caso es una cosa singular: 'La contradicción por la cual un falso profeta ha podido tener también un efecto positivo'. Por ello, Benedicto XVI ha hecho referencia a la reforma que se hará del movimiento, entre la que se enmarca el nombramiento del nuevo comisario de la orden, y sostiene 'que es necesaria una estructura nueva para que los jóvenes no caigan en la nada'.

El libro La luz del mundo. El Papa, la Iglesia y el signo de los tiempos saldrá a la venta este miércoles y recoge 20 horas de conversación de Benedicto XVI con el periodista y escritor Peter Seewald realizadas durante el mes de julio en la residencia de verano del Papa en Castellgandofo.

DISPLAY CONNECTORS, SL.