Público
Público

El papa y Zapatero defienden los acuerdos entre España y el Vaticano

Departieron sobre la situación económica, la hambruna en Somalia, las revueltas del mundo árabe, los sucesos de Noruega y la eterna crisis de Oriente Próximo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Papa Benedicto XVI y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, han reiterado la vigencia de los acuerdos entre España y el Vaticano, firmados en 1979. Ambos conversaron en un encuentro enmarcado en la visita del Papa a Madrid para participar en la Jornada Mundial de la Juventud.

Según informó después el Gobierno, abordaron las 'intensas' relaciones institucionales entre ambos estados y reiteraron la vigencia de los acuerdos suscritos.

Con esta ocasión, España es ya el país más visitado por el Papa, y Rodríguez Zapatero ya se entrevistó con él en noviembre de 2010, durante su visita a Barcelona; en junio de ese mismo año en el Vaticano; y en Valencia en 2006.

Ambos analizaron la situación económica en Europa, y el presidente mostró el 'compromiso firme de España de aplicar con eficacia las medidas de ajuste adoptadas, así como de trabajar por una mayor gobernanza económica europea y reforzar la coordinación internacional'.

Abordaron también la dramática situación humanitaria del cuerno de África, especialmente la 'terrible' malnutrición infantil, y llamaron a la comunidad internacional a enviar 'cuanto antes' la ayuda necesaria, y a las autoridades responsables a facilitar su distribución.

Analizaron también las revueltas del mundo árabe, y el presidente transmitió al Papa su convicción de que una sociedad árabe democrática 'es la mejor garantía para la libertad religiosa'.

Los dos coincidieron en que la comunidad internacional 'debe redoblar sus esfuerzos' para buscar una solución al conflicto en Oriente Próximo porque 'la única salida posible es la negociada diplomáticamente'.

La conversación abordó también los recientes sucesos en Noruega, y coincidieron en su preocupación por el ascenso de una ideología xenófoba 'que atenta contra los valores de libertad religiosa y convivencia característicos de la sociedad europea'.