Público
Público

El Parlament de Catalunya aprueba celebrar una consulta por la independencia

La resolución no fija un calendario, pero contempla que sea una prioridad para la próxima legislatura tras las elecciones de noviembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A propuesta de CiU y ERC y avalada con los votos también de ICV-EUiA, Solidaritat, el socialista Ernest Maragall y Joan Laporta, el Parlament ha aprobado una resolución para llevar a cabo una consulta popular sobre el Estado propio 'prioritariamente en la próxima legislatura' que comenzará tras las elecciones del 25 de noviembre [ver aquí el contenido íntegro del texto].

La propuesta aprobada no contempla fecha para la consulta, ni tampoco el tipo de la misma. Tanto el Partido Popular como Ciutadans han votado en contra, mientras que el PSC se ha abstenido, negando la libertad de voto a sus diputados, después de tomar la decisión en una reunión celebrada este mismo mediodía. No obstante, Ernest Maragall ha roto la disciplina de voto y también se ha pronunciado a favor de la consulta.

La resolución ha obtenido una amplia mayoría en el Parlament: 84 votos a favor, 21 en contra y 25 abstenciones. Se han computado 131 votos de los 135 de la Cámara, ya que se registraron dos ausencias –una por enfermedad (Manuela de Madre, PSC) y otra por un problema de agenda del conseller de Agricultura, Josep Maria Pelegrí, de Unió–, un error (no se contabilizó el voto del convergente Ferran Falcó) y una negativa, la del histórico socialista Higini Clotas, que no quiso participar en ninguna votación como gesto de malestar contra su partido por haber planeado descabalgarlo como vicepresidente segundo de la Mesa. El texto insta al Gobierno de la Generalitat para conseguir un consenso lo más abierto posible para establecer una hoja de ruta, negociada con España y la Unión Europea para que la consulta pueda celebrarse en un marco 'de plena libertad y sin coacciones'. La votación, que no es vinculante, pero de una gran trascendencia política, ha estado precedida de la lectura íntegra de la moción y el resultado ha sido recibido con aplausos por parte de la mayoría de la cámara y gritos de 'Visca Catalunya lliure!'.

La portavoz de ERC, Anna Simó, en su defensa de la proposición ha apostado por esta consulta que 'sirva para espantar el miedo' y que confirme que 'la nación está cargándose de esperanza' para afrontar el camino de la 'recuperación económica y la cohesión social'.

A lo largo del día el PSC había valorado votar a favor de la propuesta, especialmente del punto quinto de la misma, que habla de la necesidad del pueblo de Catalunya para determinar libremente su futuro colectivo a través de una consulta. El presidente del grupo socialista en el Parlament, Xavier Sabaté, se mostró ayer ya partidario de la consulta 'siempre dentro del marco legal', aunque el presidente Mas anunció que la consulta se haría 'si era posible dentro de la legalidad, y si no fuera de ella'.

Al final, el PSC no ha concedido libertad de voto a sus diputados, que se han abstenido en las resoluciones del resto de los grupos sobre la consulta popular. A cambio, los socialistas han presentado una propuesta de resolución en la que han defendido un Estado federal que contemple el máximo autogobierno para Catalunya y las reformas legales necesarias para hacer una consulta en un marco legal. La portavoz económica de los socialistas, Rocío Martínez Sampere, ha defendido que 'el derecho a decidir no se convierta en ruptura'. La propuesta ha sido rechazada con los únicos votos a favor de 26 diputados del grupo del PSC.

Tanto Solidaritat como ICV han presentado sendas propuestas en la misma línea de celebración de una consulta. La resolución de ICV, rechazada por la mayoría de la Cámara, hablaba de un gran acuerdo nacional y la necesidad de definir, al inicio de la próxima legislatura las condiciones de la misma. Sí ha sido aprobado un punto de la resolución en el que se reclamaba el 'derecho a la autoderminación de Catalunya como nación'. Iniciativa, además, ha presentado una reprobación a la acción de gobierno que también ha sido rechazada por la mayoría del pleno. Solidaritat, por su parte, exigía en su propuesta, votada a favor por 14 diputados, que el Parlament 'declare el estado catalán en la próxima legislatura' y que se constituya un Gobierno 'de unidad nacional' hacia la independencia. El portavoz de la formación, Uriel Beltrán, ha puesto fecha para el posible referéndum el 11 de septiembre de 2014, cuando se cumplirán 300 años de la última defensa de Barcelona ante las tropas de Felipe V.

El Partido Popular de Catalunya ha defendido una resolución, rechazada, solicitando a Artur Mas que desista del camino 'de la división entre catalanes' y criticando al presidente de la Generalitat por desafiar al Estado que 'perjudica la cohesión social y el crecimiento económico'. Su portavoz, Santi Rodríguez, ha explicado que la autodeterminación no tiene soporte dentro de la legislación vigente que 'se puede modificar, pero siempre buscando el mismo espíritu de consenso de la Constitución española'. Ciutadans se ha opuesto a todas las propuestas de corte soberanista, porque aseguran que solo buscan 'la ruptura y la fractura social'. Las propuestas de resolución de Ciutadans que llamaban a respetar la Constitución en cualquier convocatoria de consulta han sido apoyadas también por el PP. Como nota curiosa, su portavoz Jordi Canyas ha comenzado su alocución con un texto del evangelio para acusar a Artur Mas de 'falso profeta y Mesías'.

La presidenta de la Cámara, Núria de Gispert, ha dado fin a la legislatura tras las votaciones de hoy, como consecuencia del anuncio del presidente de la Generalitat, Artur Mas, para celebrar elecciones el próximo 25 de noviembre. La sesión se ha cerrado con el canto del himno de Catalunya, Els segadors, con los diputados puestos en pie.

Convocados por la Assemblea Nacional de Catalunya, un centenar de personas se han concentrado a las puertas del Parlament para mostrar su apoyo a los grupos políticos que han votado a favor del 'derecho a decidir'. En la concentración han mostrado la pancarta que encabezaba la manifestación del pasado 11 de septiembre en Barcelona y cuyo lema era 'Catalunya, nou estat d'Europa'. La presidenta de la Assemblea, Carme Forcadell, ha asistido en el interior del Parlament, a la última sesión del Debate de Política General.