Público
Público

El Parlament rechaza la investidura de Artur Mas

El líder de CiU se someterá el jueves de nuevo a votación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Compás de espera en el Parlament. Artur Mas no consiguió ser investido president de la Generalitat en la primera votación tras lograr 62 votos a favor y 73 en contra. Un resultado esperado que no hace sino demorar su proclamación como president: la cita es el jueves a mediodía, cuando se espera que logre más de 11 abstenciones procedentes de otros grupos para ser investido con mayoría simple.

Sólo los diputados de CiU respondieron afirmativamente a la pregunta de si querían que Mas sea el 129º president de la Generalitat. Entre las seis fuerzas restantes, ni siquiera hubo abstenciones. Una larga lista de 73 noes para recordar que el holgado triunfo de los convergentes sigue lejos de ser una mayoría absoluta.

ERC se muestra dócil con el futuro president y Laporta busca el choque

En la víspera había quedado claro que, pese a los coqueteos de Mas con el PP en materia económica, Alicia Sánchez-Camacho rechazaría votarle al primer intento tras hablar el candidato de la 'transición nacional' de Catalunya hacia 'el derecho a decidir'.

El PSC negociaba con CiU las posibilidades de alcanzar un acuerdo, aunque desde la cúpula del partido recordaban que los socialistas quieren 'hacer más de alternativa que de oposición'. Por supuesto, ICV-EUiA, víctima de los ataques de Mas durante toda la campaña, anunció que no votaría sí a la investidura.

El mayor interés de la jornada era ver cómo encajaban ERC y Solidaritat Catalana per la Independència (SI) la hoja de ruta nacional de Mas. Joan Puigcercós demostró que planea una legislatura tranquila en sus relaciones con CiU y expresó su voluntad de acuerdo en la negociación de un nuevo pacto fiscal. En un clima de buena voluntad, el líder republicano reclamó al candidato una 'espiral de confianza' y que no 'retorne' a las formas del pasado: le advirtió de 'no confundir el partido con las instituciones'.

El PSC negocia un apoyo improbable que se da por hecho en el caso del PP

Esa amabilidad de salón se rompió con la bajada al estrado de Joan Laporta. El líder de SI, en su primera intervención como parlamentario, se refirió a la independencia de Catalunya como 'única alternativa posible', retó a Mas a proclamarla 'unilateralmente' y afirmó que los partidos catalanes que han estado en el Parlament los últimos 30 años son 'los culpables de la crisis'. Algo molesto, Mas le afeó que al inicio de su intervención no saludara al president Montilla.