Público
Público

El paro costará al menos 250 millones de euros

El sector considera incalculable el daño a la imagen de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La imagen de desesperación de los pasajeros que vieron reproducirse la palabra 'cancelado' en los paneles de los aeropuertos españoles el pasado viernes tuvo su réplica menos pública en la cara de gestores de aerolíneas, hoteles, propietarios de bares y restaurantes, taxistas que se encontraron durante horas con que lo único que salía volando eran sus aspiraciones de mejorar las cifras del año gracias a una de las últimas grandes citas antes de cerrar cuentas.

Por un lado, en un país eminentemente turístico como es España, que logró sostener su PIB en el tercer trimestre gracias a la aportación del exterior y en buena medida a la recuperación del turismo extranjero, el daño causado a la imagen se figura incalculable. Pero mucho más palpables eran ya ayer otras pérdidas potenciales en un puente que vive básicamente del turismo nacional y en el que la nieve, por ejemplo, no se ha visto afectada por ser un destino al que se llega por carretera.

Las aerolíneas calculan que dejan de ingresar hasta 80 millones al día

Las agencias de viajes, gracias a la visión panorámica que les proporciona contratar todo tipo de servicios, situaban la pérdida potencial del sector 'entre 200 y 250 millones de euros', declaró a Público el presidente de Ceavyt (Confederación Española de Agencias de Viajes y Turoperadores), José Manuel Marciñeiras. La cifra la han calculado teniendo en cuenta las primeras estimaciones de viajeros afectados, que situaba el total en torno a 350.000, por lo que podría dispararse, puesto que ayer llegaron a acumularse 640.000 afectados por el cierre del tráfico aéreo.

A la espera de cifras definitivas, que dependerán de lo que se tarde en volver a la normalidad, Marciñeiras explica que 'entre el 30% y el 40% de las reservas que se hacen a través de las agencias de viajes llevan aparejado el vuelo. Esas son las que se habrán visto afectadas en mayor o menor medida' y las que no sólo supondrán una merma en los ingresos, sino que 'conllevarán un coste para las agencias por la gestión de reclamaciones y reembolsos'. Las compañías aéreas 'tendrán que añadir la reprogramación de los vuelos que no pudieron aterrizar en su destino y tuvieron que ser desviados', comenta.

Las propias aerolíneas situaban ayer entre 60 y 80 millones de euros diarios la cuantía que dejan de ingresar por no operar los vuelos previstos.

Joan Gaspart considera que 'esto no se puede volver a repetir'

A esta cantidad habría que sumar los 80 euros de media en concepto de tasas de aterrizaje que cobra Aena a las aerolínas, que sumarían un total de 48 millones por no ofrecer el servicio a 640.000 pasajeros.

El Estado también dejaría de ingresar unos 40 millones por las tasas de pasajero que cobra ligadas a los vuelos.

En conversación con este periódico, Joan Gaspart, presidente del Consejo de Turismo de la CEOE y del grupo hotelero Husa, calificó de 'intolerable el perjuicio causado al sector', con un 'daño para la imagen' que considera 'irreparable'. Indignado por la actitud de los controladores, que 'no han valorado las consecuencias de sus actos', señaló que, teniendo en cuenta 'lo que cobran al mes', debían 'haber usado otros sistemas' de presión. 'Esto no se puede volver a repetir', sentenció.

Por su parte, Juan Molas, presidente de la patronal hotelera Cehat (representa a 14.000 hoteles en España), comentó a media mañana que las cancelaciones ya se contaban por 'miles en algunas zonas'. Otras, como Madrid y Barcelona, reconoció que se pueden haber visto favorecidas por tener que 'reubicar a los clientes de las aerolíneas que no han podido volar'.