Público
Público

Partidos, analistas y políticos apremian a Rajoy a que se aclare con el rescate

Mientras el Gobierno sigue deshojando la margarita, la visita del ministro alemán de Economía desata las especulaciones entre partidos, sindicatos y analistas, que ven inevitable pedir la ayuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La inminencia de un rescate soberano de España ha vuelto a cobrar protagonismo esta semana en la agenda política. Desde que el lunes la agencia Reuters, citando fuentes de la Unión Europea, informara de que España está lista para pedir el rescate este próximo fin de semana y que sólo faltaría el visto bueno de Alemania para poner en marcha toda la maquinaria, las especulaciones en los mentideros políticos se han disparado.

Mientras tanto, el Gobierno, a lo suyo, sigue moviéndose en la ambigüedad calculada, sin ni siquiera querer confirmar si solicitará el rescate o no, y menos aún cuando lo hará. Las estrambóticas declaraciones de Mariano Rajoy ayer tras la Conferencia de Presidentes, negando, primero, y dejando después en el aire la posibilidad de que este fin de semana se pidiera el rescate, sólo han contribuido a aumentar la confusión y la incertidumbre en torno a este asunto.

Para añadir más salsa al guiso, la visita este miércoles a Madrid del ministro de Economía alemán, Philipp Rösler, ha desatado todo tipo de comentarios. El ministro germano se reunirá esta tarde con su homólogo, Luis De Guindos, y con la vicepresidenta del Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría. Fuentes del Ejecutivo aseguran que esta reunión estaba prevista hace tiempo y la desvinculan de cualquier posible negociación: aducen que Rösler tenía en la agenda un acto organizado en Madrid por la Cámara de Comercio alemana.

Pero la sensación más extendida entre políticos, empresarios, sindicalistas y ciudadanos es que el ministro alemán está aquí para negociar los términos del rescate.

Esa es al menos la opinión de Cándido Méndez, secretario general de UGT, quien cree que si Rösler da el visto bueno el rescate se pediría 'en cuestión de días'.

El líder de la UGT cree, sin embargo, que 'Alemania es muy reticente a un posible rescate de España'. La teoría del sindicalista es que el Ejecutivo del PP quiere un rescate blando, —'una fórmula muy distinta a la aplicada en Portugal, Grecia e Irlanda, más blanda', dijo—, lo que podría desencadenar una 'escalada' de peticiones de ayuda por parte de otros países. 'Esto abriría el portillo a que se traslade [el rescate] a otros países como Italia o Francia'. Alemania entonces tendría que aportar más dinero, según Méndez, convencido de que esa circunstancia está retrasando el plácet alemán al rescate.

Otros, sin embargo, no creen que haya que esperar a la autorización alemana. Casi nadie entiende las reticencias del Gobierno a pedir el rescate sobre todo cuando desde las propias filas del Ejecutivo se da por hecho que tiene que llegar ayuda de la UE, sí o sí. Este miércoles, la oposición en bloque, liderada por el PSOE, le pidió directamente al ministro Luis De Guindos este miércoles que aclare si el Gobierno va a pedir o no el rescate. 'No hay otra alternativa', resumió Rosa Díez, portavoz deUPyD en el Congreso.

Hasta el presidente de la Generalitat, Artur Mas, considera 'inevitable' que España acabe siendo rescatada. 'La ayuda financiera desde fuera será inevitable y, por tanto, como será inevitable, es mejor plantearla sin demasiadas demoras ni dilaciones', dijo este miércoles el presidente catalán en rueda de prensa.

Todos los portavoces de la comisión de Economía —donde De Guindos comparecía para explicar las últimas pruebas de esfuerzo realizadas a la banca— le apretaron las tuercas al ministro, pero éste una vez más, evitó dar una respuesta concluyente y firme: 'Sería una irresponsabilidad tomar una decisión al respecto sin saber las implicaciones que puede tener no solo para España, si no para toda la UE'. 

La invitación a que el Gobierno anuncie cuanto antes una decisión y elimine la incertidumbre llega también desde el mundo financiero: el economista jefe de Europa del centro de estudios BBVA, Miguel Jiménez, se muestra partidario de que España pida ya la ayuda del Banco Central Europeo (BCE) al tiempo que pide que 'se desdramatice' este rescate porque tendrá beneficios inmediatos para el país. 'Hay que desdramatizar el rescate porque no será general como los otros tres realizados en Europa ni nos sacará del mercado, que fue el error cometido en los otros'.

¿Y los mercados qué dicen? De momento contienen el aliento: la prima lleva varios días instalada en la frontera de los 430 puntos básicos. Espera acontecimientos. Espera que el Gobierno anuncie su decisión.