Público
Público

Los partidos sin diputados piden igual acceso a las ayudas públicas

Exigen reformar la Ley Electoral para garantizar el "pluralismo político"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Entre los cuatro suman más de 440.000 votos, que son más que los que tienen Amaiur, PNV, ERC o BNG. Pero, a diferencia de estos últimos, Equo, Pacma, Escaños en Blanco (EB) y Por un Mundo Más Justo (M+J) no tendrán derecho a recibir ayudas públicas, ya que no obtuvieron representación el 20-N. Las cuatro formaciones se han unido para denunciar la ruptura del 'principio de igualdad' que supone el sistema electoral actual.

En apenas 24 horas, todas ellas consensuaron un manifiesto exigiendo un debate sobre la reforma de la legislación electoral que garantice la 'participación y el pluralismo político'. En el texto denuncian 'las barreras de acceso del 3% o del 5%' en algunas comunidades autónomas para poder obtener representación', o las nuevas exigencias, 'como la necesidad de conseguir avales sólo para los partidos que no obtuvieron representación'.

Critican a IU y UPyD porque centran el debate en el reparto de escaños

Consideran que todos esos 'son aspectos clave que penalizan de forma muy importante a los partidos nuevos y extraparlamentarios', ya que impiden 'su concurrencia a los procesos electorales en las mínimas condiciones de igualdad' y vulneran 'los principios de igualdad y de pluralismo político' que recoge la Constitución.

A parte de los avales, los cuatro partidos hacen hincapié en los métodos de financiación de las campañas. Critican que mientras los partidos que obtuvieron representación el 20-N ingresarán entre todos 41,6 millones de euros, los que no lograron escaños 'no tienen derecho, ni antes ni después de la campaña, a la percepción de ayuda alguna, con independencia de los votos recibidos'.

Tampoco obtendrán estos últimos ninguna asignación por cada uno de esos sufragios conseguidos a pesar de que sí la reciben los que lograron escaños el 20-N. 'No entendemos por qué razón el voto de los ciudadanos cuyos partidos quedan fuera no merece el mismo trato que los que obtienen representación', critican en el manifiesto.

Reclaman cobrar por sus votos, como lo hacen las fuerzas parlamentarias

'Lo que pedimos es que la ley sea para todos igual', explicó en rueda de prensa el líder de Equo, Juan López de Uralde. Este criticó 'la actitud de los partidos grandes: PP y PSOE, de los nacionalistas, de IU y UPyD, que no mueven un dedo' por las reclamaciones planteadas en el manifiesto y que, según él, centran el debate en el reparto de escaños en función de las circunscripciones electorales y el sistema de cálculo d'Hont.

Respecto a las ayudas públicas, Uralde aseguró que lo que exigen es que se haga un reparto 'ponderado' de las mismas e insistió en que 'lo que sea, todos igual', tanto para la recogida de avales, el pago por voto o las subvenciones.

Reclaman, además, el mismo trato para todas las fuerzas políticas en los medios de comunicación públicos. Según destacó el coordinador de EB, Sebastiá Llorach, hasta que eso ocurra 'son los medios privados los que se pueden convertir en garantes de la igualdad'.

Ramiro Viñuales, secretario general de M+J, insistió en que el manifiesto está abierto a otras formaciones que se encuentran en su misma situación. No descartan recoger firmas de apoyo, y tampoco proponer al Movimiento 15-M que les escuche e incluya sus planteamientos entre sus exigencias.

Sobre la posibilidad de instar a partidos parlamentarios a que luchen por esas exigencias en el Congreso, los portavoces de Equo, M+J y EB dan un no rotundo. 'La Ley Electoral se discutió en enero y nadie planteó estas cuestiones. Esos son sus principios y estos los nuestros', concluyó Uralde.