Público
Público

Patxi López pide a la conferencia de paz que exija el final de ETA

La patronal vasca se suma a última hora al cónclave de San Sebastián

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Llegó el día. Kofi Annan, Gerry Adams, Pierre Joxe, Gro Harlem Bruntland, Bertie Ahern y Jonathan Powell [en representación de Tony Blair] se reunirán hoy, en la Casa de la Paz de San Sebastián, con representantes de fuerzas políticas y sindicales para tratar de acordar cuáles son los 'elementos necesarios' para abrir un escenario de normalización política sin violencia. El fin es concluir el cónclave con un documento consensuado que favorezca el abandono de las armas por parte de ETA.

Un día después de que se conociera la presencia de estas seis personalidades, hubo ayer tres novedades en torno a la conferencia. La primera fue la declaración del lehendakari, Patxi López, de viaje oficial en EEUU. Desde la Zona Cero de Nueva York, trató de relativizar el alcance del foro internacional, en el que no participará el Gobierno vasco, aunque sí el PSE: 'Los demócratas no hemos necesitado conferencia alguna para derrotar al terrorismo'. No obstante, el lehendakari deseó suerte a sus participantes 'para que el resultado del encuentro sea la exigencia a ETA para que abandone la actividad terrorista'. Según aseguró, 'si a ETA o a su entorno' les hace falta una 'escenificación para su final definitivo', deben aprovechar 'de verdad la oportunidad' de la conferencia.

'No tienen ni puñetera idea', dice el PP de los líderes que van al cónclave

El ministro de la Presidencia y cabeza de lista del PSE de Araba al Congreso, Ramón Jáuregui, aseguró en la línea de lo dicho por el lehendakari que, 'se diga lo que se diga' en la conferencia sobre el proceso de paz, 'la democracia ha triunfado sobre el terrorismo' y el único 'relato' posible será 'el testimonio de la verdad de miles de víctimas'.

La segunda novedad de la jornada fue que al elenco de participantes se sumó, a última hora, la patronal vasca (Confebask), que estará representada por su vicepresidenta, Ana Belén Juaristi. Y la tercera radicó ya en el discurso del PP. Después de haber mantenido durante días que detrás de esta conferencia por la paz estaba la propia ETA, los dirigentes conservadores borraron de su discurso, al menos ayer, tal acusación, tras conocer la entidad de las personalidades internacionales comprometidas: Kofi Annan, ex secretario general de Naciones Unidas y premio Nobel de la Paz en 2001; Jonathan Powell, jefe del gabinete de Tony Blair en todo el periodo en que fue primer ministro del Reino Unido y su representante en esta conferencia; Pierre Joxe, exministro de Justicia, Interior y Defensa de Francia; Bertie Aherm, ex primer ministro de Irlanda; Gerry Adams, líder del Sinn Féin; y Gro Harlem Bruntland, exministra de Noruega y miembro de The Elders, el grupo por la paz creado por Nelson Mandela.

El Gobierno insiste en que la democracia 'ha triunfado sobre el terrorismo'

El PP les recibió, eso sí, con un desplante a través de su vicesecretario de Comunicación. Esteban González Pons manifestó que estas personalidades internacionales participarán hoy en el cónclave, 'pensando que están en Irlanda o en Suráfrica, realmente no tienen ni puñetera idea de en qué país se encuentran ni qué tipo de conflicto se ha vivido'.

La conferencia tuvo ayer una primera jornada con la celebración de tres encuentros con representantes de la sociedad civil, que ofrecieron sus aportaciones a miembros del Grupo Internacional de Contacto, impulsado por el abogado surafricano Brian Currin. El sociólogo Javier Elzo, el director del diario Berria, Martxelo Otamendi, el catedrático universitario Juanjo Álvarez y organizaciones como Kontseilua, Bilgune Feminista, Torturaren Aurkako Taldea, Argituz y STEE-EILAS fueron algunos de los participantes.

Hoy será el turno de partidos, sindicatos y el mundo empresarial. En la Casa de la Paz estarán PNV, PSE, la izquierda abertzale, Aralar, EA, EB, Alternatiba, Izquierda-Ezkerra (IUN y Batzarre), Geroa Bai, Abertzaleen Batasuna, así como representantes del Partido Socialista (PS) francés y del UMP, la formación de Nicolas Sarkozy. Además, se sentarán los sindicatos ELA, LAB, CCOO, UGT y el francés CFDT.