Público
Público

El PCE confirma a Cayo Lara como su candidato a liderar IU

Francisco Frutos ya no está en la candidatura, pero sí continúa Felipe Alcaraz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El viernes todo había quedado bastante atado, pero aún cabía un margen de discrecionalidad para la reunión del Comité Federal del PCE, convocado para ayer. No lo hubo. El reloj funcionó: por 64 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones, el máximo órgano del partido entre congresos invistió a Cayo Lara, el coordinador de IU en Castilla-La Mancha, como su candidato para liderar la federación, tal y como ya avanzó Público.

La reunión, de cuatro horas, “tensa pero no crispada”, a ojos de un dirigente, culminó la estrategia del PCE para la IX Asamblea de IU, que arrancará el sábado próximo. El partido parte con ventaja en la carrera, ya que contará con el 45-47% de los votos de los 800 delegados que acudirán al cónclave. Mayoría minoritaria, insuficiente para gobernar en solitario.

Lara, del ala menos dura del PCE, es el número uno de una lista al Consejo Político Federal (CPF) de IU (su más alto escalón de dirección) al que siguen, por este orden, Marga Sanz, Antonia Morillas, Enrique de Santiago y Willy Meyer. En la candidatura ya no aparece Francisco Frutos, el secretario general de los comunistas desde 1998 y férreo opositor a Gaspar Llamazares, pero sí continúa el otro azote del coordinador saliente, Felipe Alcaraz, aunque en un puesto muy bajo, el 19º. Ninguno de los dos ha conseguido imponer a sus favoritos: Frutos, a Sanz; y Alcaraz, a Meyer. Lara se fortaleció en los últimos días como una solución de compromiso, y posiblemente con mejor aceptación entre los otros dos sectores de IU, los gasparistas y la Nacional II.

Por ahora, el PCE ha cerrado la lista con 50 personas, a la espera de saber el tamaño final del nuevo CPF, que rondará los 150 miembros. “Nuestra candidatura cumple con los objetivos marcados: es paritaria y combina la renovación (un tercio de los miembros de la lista nunca ha integrado la cúpula de IU) con la veteranía”, subraya Ginés Fernández, portavoz del partido. “Queremos lanzar dos mensajes: que esta asamblea debe tener como referente la política contra la crisis neoliberal, y que se acabaron los tiempos de confrontación y desunión en IU”.

Los partidarios de Enrique de Santiago se marcharon del Comité Federal con una amarga sensación de derrota. “Acatamos lo que se ha votado. Si se ha entendido que Cayo es la mejor opción, perfecto. Pero no creemos que logre avanzar en la refundación de IU que pretendíamos”, comentaba ayer un dirigente que prefería no dar su nombre.

Cerradas las candidaturas del PCE y de la N-II (su hombre fuerte es el senador Joan Josep Nuet), sólo queda una confirmación, que los gasparistas designen a la madrileña Inés Sabanés como su cabeza de lista. La decisión se muñirá esta misma tarde. Ella aún medita qué hacer.

 

Una de las afirmaciones recurrentes de Llamazares desde el 9-M es que en su familia “hay banquillo”. Dirigentes de sobra que pueden asumir una nueva etapa y que tienen solera en la federación y predicamento fuera: Inés Sabanés, Rosa Aguilar, Javier Madrazo, Félix Taberna, Eberhard Grosske…

El “hay banquillo” también lo repitió ayer en el Comité Federal Paco Frutos. El líder del PCE repitió que su sector cuenta con buenos líderes “desde el primer momento”, como Diego Valderas, Willy Meyer, Enrique de Santiago o Marga Sanz.

Frutos dio desde ayer un paso atrás al no integrar la lista del PCE a la dirección de IU, pero no pasó por alto a su gran rival. Lo básico, dijo, es que se abra “un campo de trabajo que liquide esta etapa nefasta dirigida por Llamazares”.