Público
Público

El PCE promueve una "protesta cívica" contra los mercados

Quiere impulsar con su fiesta anual una revuelta que aúne a indignados y a todos los que "sufren la crisis"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fiesta prologa la protesta. El Partido Comunista de España (PCE) quiere hacerlo posible, hacer realidad que de su fiesta de 2011 –y ya van 34–, que comienza hoy viernes en San Fernando de Henares (Madrid) y se extiende hasta el domingo, salga adelante su propuesta de convocatoria de una gran 'jornada de protesta cívica' contra el 'golpe' de los mercados hacia la democracia.

En 2010, la cita anual del PCE estuvo bañada por la llamada a la huelga general, fijada para unos días más tarde, para el 29 de septiembre. Un año después, la crisis no afloja, las elecciones generales están muy cerca y el sentimiento de indignación colectiva, propulsado por el Movimiento 15-M, no cede. Un escenario convulso que, para los comunistas, debe madurar más, caminar hacia una gran rebelión ciudadana capaz de 'plantar cara' al imperio de la economía.

'Hay condiciones para una protesta que supere la huelga general y el 15-M, que englobe a todo lo que se está moviendo, a todos los que se indignan' y salen a la calle contra los recortes sociales, aseguró ayer jueves José Luis Centella, el secretario general del partido, en la rueda de prensa de presentación de la 34ª fiesta. En síntesis: articular una manifestación cívica 'en la que todos los españoles que sufren la crisis muestren su rechazo, digan no a los mercados'. 'Frente a la resignación, no está todo perdido. Esta es la fiesta de la alternativa', animó.

Lara intervendrá en el acto central, junto a Julio Anguita y José Luis Centella

Para Centella, la protesta cobra más sentido tras el acuerdo de PSOE y PP de reformar la Constitución 'dejando fuera al PCE', uno de los partidos integrantes del pacto de 1978. 'No planteamos nada utópico ni tirarse al monte. Defendemos lo nuestro, nuestros derechos' y la 'capacidad de decidir' sobre la Carta Magna en referéndum. La denuncia de la 'ruptura constitucional' será, precisamente, el argumento clave del acto central de las jornadas: la mesa redonda que protagonizarán, mañana, Centella y Cayo Lara, coordinador y ya candidato de IU, junto a Julio Anguita, exlíder de la federación, y Agustín Moreno, histórico dirigente del sector crítico de CCOO.

La 34ª fiesta está diseñada, según el líder del PCE, como 'un instrumento al servicio de la izquierda del país', para exhibir 'unidad' y 'tomar impulso' para el 20-N. Por eso también contará con la participación del 15-M y de otros colectivos implicados en la movilización (Acampada Sol, Juventud Sin Futuro, Democracia Real Ya, Izquierda Anticapitalista, Mesas de Convergencia o ATTAC). Todos debatirán mañana en un coloquio. 'No tratamos de representar al 15-M, sino de darles la palabra. Somos muy cuidadosos con un movimiento muy frágil y que hay que mimar', sostuvo. Es la misma regla de oro que se impuso IU: huir de la tentación de patrimonializar la indignación en las calles.

Estamos en 2011. Y hace 90 años, en 1921, se fundó el PCE, fruto del Partido Comunista Español y del Partido Comunista Obrero Español. La 34ª fiesta que arranca hoy viernes también homenajea esas nueve décadas de vida “heroica” del partido y “reflexionará sobre lo que significa ser comunista hoy, aquí y ahora”, frente a “los que quieren manipular” la historia del PCE, los que quieren llevarlo a una 'nueva clandestinidad', dijo Centella.

También se rendirá tributo a los guerrilleros antifranquistas y a los abogados comunistas. Y si el año pasado se reivindicó el legado de Miguel Hernández, esta vez se revivirá la obra de otro poeta, Gabriel Celaya (1911-1991), de quien se celebra su centenario. Y habrá coloquios, presentaciones de libros, proyecciones o conciertos como el de Celtas Cortos.

Una oferta “amplia”, lúdica y de compromiso político, “muy atractiva” y para “todo tipo de públicos”, resumió el director de la fiesta, Andrés Díez.