Público
Público

Un peatón salva a una niña que cayó de un décimo piso en Shanghái

Aunque sigue viva, la niña sufre graves daños internos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La nueva heroína y protagonista de la prensa china es una mujer de 31 años, Wu Juping, tras haber salvado de una muerte segura a una niña de dos años que cayó desde una altura de 10 pisos. Por suerte para la menor, aunque ambas han sufrido heridas graves, la mujer tendió sus brazos para recogerla justo antes de que llegase al suelo. 'Tendí mis brazos inconscientemente mientras oía un grito desde arriba, entonces sentí un fuerte dolor en mi brazo izquierdo, caí al suelo y me desmayé', relató Wu.

'Es lo más conmovedor que he vivido en mi vida'.

Según recoge este lunes el diario local 'Shanghai Daily' , Wu acabó con varias fracturas en su antebrazo por el impacto, mientras que la niña sufre graves daños internos. Según un médico del Hospital Infantil de Zhejiang, la provincia oriental donde ocurrieron los hechos, 'el cerebro, los pulmones y el tracto gastrointestinal de la niña están afectados por la altura de la que cayó, y también tiene dificultades para orinar'.

El accidente se produjo Hangzhou, a 170 kilómetros de Shanghái, cuando la abuela limpiaba en el piso de arriba. Los intentos de un vecino por salvarla antes de la caída desde un balcón cercano fueron en balde, y se precipitó desde un décimo piso cayendo directamente sobre la mujer que perdió el conocimiento.

Sorprendentemente los medios chinos no dan especial importancia a la imprudencia de dejar a una niña sola junto a una ventana abierta a 10 pisos de altura, pues han preferido centrarse en las declaraciones de los padres que han definido el suceso como 'lo más conmovedor que he vivido en mi vida'.