Publicado: 11.08.2015 14:18 |Actualizado: 11.08.2015 14:18

Peñíscola prepara su despegue turístico mundial gracias
a 'Juego de Tronos'

En septiembre llegarán a la localidad castellonense entre 500 y 600 personas implicadas en el rodaje, así como cientos de extras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Playa de Peñíscola, con el casco histórico y el Castillo del Papa Luna al fondo. WIKIPEDIA

Playa de Peñíscola, con el casco histórico y el Castillo del Papa Luna al fondo. WIKIPEDIA

CASTELLÓN.-  La localidad castellonense de Peñíscola, uno de los destinos de moda para familias españolas, encara ahora el reto de situarse en el mapa turístico internacional gracias a la proyección que le dará Juego de Tronos, que rodará en octubre en sus calles y monumentos parte de la sexta temporada de la serie.

La ciudad del Papa Luna ha registrado cientos de llamadas interesándose por el rodaje, pero antes de que se conociera que la productora rodaría en Peñíscola, la ocupación estaba asegurada ya para este verano, superando el 90%.

La localidad se ha situado en los últimos cinco años como uno de los destinos preferidos para las familias, ya que no solo sus hoteles y apartamentos han adaptado sus instalaciones y actividades al público de menor edad, sino que también el Ayuntamiento tiene una oferta de ocio que a diario cuenta con actividades para niños.



El 70% del turismo que recibe la localidad, conocida sobre todo por sus playas y el famoso castillo-fortaleza de Benedicto XIII, el "antipapa" o Papa Luna del siglo XV, es familiar y de clase media y del total, el 80% proviene de España, según datos facilitados a EFE desde el Ayuntamiento.

Por ello, el reto actual, aprovechando la oportunidad de negocio que brinda la promoción internacional de Juego de Tronos, serie vista en más de 170 países, junto a la apertura a los vuelos comerciales del cercano aeropuerto de Castellón, es atraer al turista de Reino Unido, Alemania, Escandinavia y otras partes de Europa, así como desestacionalizarlo.

Cuando comience el rodaje en la primera quincena de octubre, y después en la primavera de 2016 cuando se emita la sexta temporada, se espera que el interés por el destino de los seguidores de la serie aumente y se pueda atraer a un público más joven, interesado en conocer el patrimonio que acogerá el rodaje. Según consultoras internacionales, en Sevilla y Baeza aumentó un 30% las búsquedas en Internet durante el rodaje de esa serie.

En septiembre llegarán a Peñíscola entre 500 y 600 personas implicadas en el rodaje, así como cientos de extras, algo que tendrá un fuerte impacto en la localidad. Ayer, la empresa de casting anunció que necesita para el rodaje la presencia de bebés y niños para complementar el plantel que ya seleccionó a 1.200 extras a principios de julio.

Actualmente, se está trabajando en un convenio que firmará la productora, el Ayuntamiento y CulturArts (la entidad de la Generalitat que aglutina todos sus organismos culturales) para ceder espacios municipales para la logística de la serie a cambio de la promoción que se obtendrá.

El Auditori de Peñíscola podría ser utilizado como centro logístico por parte de la productora.

Tras el paso de Juego de Tronos, la estrategia de Peñíscola seguirá siendo la misma, encaminada a atraer un turismo familiar, interesado en los deportes acuáticos y el turismo gastronómico, ya que esto asegura calidad, tranquilidad y descanso al visitante además de una oferta de ocio y cultural que no se encuentra en otros destinos en la Comunitat Valenciana como Benidorm (Alicante). El público joven que busca fiesta y diversión no interesa en Peñíscola, donde ya se rechazó rodar una de las series televisivas de Shore, que finalmente se hizo en Gandía (Valencia).

Las empresas del sector turístico, que cuenta con 44 hoteles y sus 11.000 plazas hoteleras, el Ayuntamiento y el Patronato de Turismo de la Diputación provincial han encaminado en los últimos cinco años todos sus esfuerzos a adaptar las infraestructuras públicas y privadas para las familias, y así han conseguido fidelizar al visitante, y entre seis y siete de cada diez que elige Peñíscola para sus vacaciones repite.

Esto ayudó a que la localidad no se viera tan afectada por la crisis como otros destinos turísticos y ahora, según explican desde el Consistorio, se está volviendo a la senda del crecimiento sobre todo en la oferta gastronómica, donde han surgido nuevos espacios más modernos y los locales tradicionales se están renovando.

El turismo cultural ofrece festivales como el Internacional de Música Antigua y Barroca, el de Teatro Clásico o el Internacional de Jazz.