Público
Público

"Lo peor es no saber cuando vamos a volar"

El temporal condiciona el regreso navideño de miles de viajeros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Me lo tomo con filosofía porque no me queda otra'. Sara, diseñadora gráfica de 26 años, pasará esta Navidad en Londres, acompañada de otros amigos que, como ella, se han quedado atrapados en el aeropuerto de Heathrow por culpa del temporal. La compañía British Airways canceló ayer su vuelo a Barcelona y ni siquiera pudo entrar en el aeropuerto para cambiar el billete. 'Sólo dejaban pasar a los viajeros de vuelos no cancelados. Busqué billetes por internet en otras compañías, pero no encontré nada', cuenta resignada esta joven barcelonesa.

Vuelos anulados y retrasos de hasta ocho horas seguían siendo ayer la norma en los aeropuertos de Reino Unido, Francia, Alemania y Bélgica, que desde el pasado fin de semana sufren los efectos del temporal de frío y nieve que azota a media Europa. Ante este caos aéreo, el comisario de Transportes de la Unión Europea, Siim Kallas, anunció ayer que los aeropuertos deberán ofrecer un apoyo logístico mínimo a las aerolíneas cuando haya problemas climatológicos y que las reglas deservicios mínimos pueden ser impuestas.

Europa estudia imponer servicios mínimos a los aeropuertos

En España, las compañías cancelaron ayer 62 de las 1.003 conexiones entre aeropuertos españoles y distintos puntos de Alemania, Francia, Bélgica y Reino Unido, según Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

El aeropuerto londinense de Heathrow, uno de los orígenes del caos, continuaba operando ayer sólo en una de sus dos pistas y acumulaba retrasos de seis horas. El aeródromo de Gatwick reabrió a las seis de la mañana después de permanecer cerrado durante todo el pasado lunes. El transporte ferroviario y por carretera también estuvo afectado por el temporal. El tren Eurostar anuló sus rutas con destino a Londres y Bruselas hasta mañana.

Dos trabajadores mueren arrollados por un tren en Alemania

Otro de los focos del bloqueo aéreo es Alemania, donde ayer hubo retrasos y cancelaciones en todos sus aeropuertos. Muchos pasajeros que se quedaron en tierra consiguieron llegar a sus destinos en autobús y en tren. Aun así, los 40 centímetros de nieve que cubren el país dificultan todo tipo de transporte y ayer causaron la muerte de dos personas. Un par de trabajadores que limpiaban las vías en el trayecto Colonia-Mülheim fueron arrollados por un tren.

Francia es el único punto donde la situación empieza a normalizarse. Aunque los aeropuertos acumulan retrasos, ayer funcionaban todos con normalidad. Aun así, muchos pasajeros tuvieron que pasar la noche en el aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle. El Gobierno francés envió 300 colchones y 2.500 mantas para los pasajeros.

Por último, el aeropuerto de Bruselas reabrió ayer. A Julio, de 45 años, le anularon su vuelo a Valencia. A última hora de ayer, confiaba en subirse a un avión con destino a Barcelona y escala en Valencia. 'Llevo todo el día en el aeropuerto y lo peor es que no sé si volaré'.