Público
Público

La peor sanidad pública, la de Valencia

Un ránking autonómico evalúa hasta 19 parámetros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El País Valencià es la comunidad autónoma que más desatiende su sistema sanitario. Al menos eso sostiene la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp) en su último informe sobre Los servicios sanitarios de las comunidades autónomas 2010, que presentó ayer.

La sanidad valenciana no sólo aparece en el último puesto del ranking autonómico este año. Desde 2004, cuando la Fadsp empezó a realizar estos estudios de seguimiento, año tras año ha cerrado esta clasificación. Sólo en 2006 quedó ligeramente mejor, se situó en el penúltimo puesto, al ser reemplazada por Murcia como farolillo rojo.

Junto al País Valencià, Madrid también ocupa históricamente los peores puestos en atención sanitaria. En global, de media, en los últimos siete años ha ocupado el penúltimo puesto. Según el estudio de este año, la sanidad madrileña es la cuarta por la cola, por encima sólo de Galicia, Canarias y el País Valencià.

Para el portavoz de la Federación, Marciano Sánchez Bayle, el ránking pone de manifiesto que no todos los gobiernos autonómicos se toman igual de en serio su sistema público de salud. 'Antes de que se transfirieran las competencias en Sanidad del Estado a las autonomías, Madrid era una autonomía estrella', recordó.

La Fadsp, formada por centenares de profesionales de la sanidad de toda España, elabora sus comparaciones entre autonomías evaluando 19 parámetros. Todos los datos que tiene en cuenta son oficiales.

Así, el tener un mejor o peor sistema sanitario depende de variables como el gasto per cápita que se le dedica, el número de camas que se disponen por cada 1.000 habitantes, el número de profesionales que trabajan en la sanidad pública, el grado de satisfacción de los pacientes, el estado de las listas de espera y el grado de privatización del sistema, entre otros.

De los puntos que sume cada autonomía depende su situación en el ranking. Navarra es la autonomía que más nota ha obtenido este año. Tras ella aparecen Asturias, Castilla-La Mancha y Castilla y León. Sánchez Bayle, explicó que las diferencias entre comunidades autónomas sonllamativas sobre todo en cuatro aspectos.

Por ejemplo, el gasto per cápita destinado a sanidad oscila hasta en 500 euros entre unas autonomías y otras.Euskadi es la que más gasta en sanidad (1.623 euros por habitante). Madrid, la que menos (1.108 euros por persona). Sánchez Bayle también señala que Catalunya, con 4,50 camas por cada 1.000 habitantes, tiene casi dos más que Valencia, con 2,69.

Otro aspecto que revela que la sanidad no tiene la misma calidad en todas las autonomías es el número de tarjetas sanitarias que tiene de media cada médico de familia. Así, mientras un doctor de Castilla y León tiene que atender a una media de 939 personas, su colega de Balears tiene 746 pacientes más, y en consecuencia, menos tiempo para atender a cada uno de sus pacientes. Por último, Sánchez Bayle denunció que el gasto farmacéutico per cápita oscila en 128 euros entre Galicia (331 euros) y Balears (203 euros).