Público
Público

La pérdida de atractivo de la clase de Religión alarma a los obispos

El prelado de Sigüenza advierte de que la asignatura terminará por desaparecer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se acaba el mercado. El obispo de Sigüenza, José Sánchez, advirtió del 'descenso alarmante' de los alumnos que optan por la clase de Religión a partir de Secundaria. Una tendencia que, de continuar, provocará que 'desaparezca la asignatura de Religión y Moral Católica'. Menos de la mitad de los adolescentes en edad escolar eligen la materia de Religión. En centros públicos, se queda en el 29,4%.

Entre las causas de esta deserción por parte de los alumnos, Sánchez responsabilizó a las 'leyes civiles', que en su opinión 'favorecen la obligatoriedad de la asignatura de Educación para la Ciudadanía frente a la de Religión'. 'Hoy ya sabemos lo que podemos esperar del Estado y, en concreto, del actual Gobierno o de algunos actuales gobiernos autonómicos', indicó el prelado. Sin embargo, esas mismas leyes permiten que sea la Administración la que abone los sueldos de los docentes de Religión, aunque sea el obispo quien, según su criterio, los contrate y los despida.

Para Sánchez, no obstante, 'la causa primera y principal no es precisamente la actual legislación, sino la falta de interés, la comodidad, la adaptación al ambiente, cuando no la irresponsabilidad de muchos padres y alumnos, que anteponen otros intereses, cuando no la comodidad, a una buena formación cristiana'.